diputacion hacienda renta dolorosa

La Hacienda alavesa ofrecerá deducciones fiscales a empresas y particulares que hagan donativos a los servicios públicos sociosanitarios con motivo de la pandemia de la COVID-19, que serán del 18 % en el caso de compañías y autónomos, y del 30 % para ciudadanos particulares.

La Diputación ha incluido estos servicios públicos dedicados a la atención de los colectivos más vulnerables como actividades prioritarias con derecho a deducciones aplicables al ejercicio 2020 dentro de las actividades prioritarias que recoge la norma foral que regula el régimen fiscal de los incentivos fiscales al mecenazgo.

La diputada foral de Hacienda ya anunció estas bonificiaciones durante su comparecencia este miércoles en las Juntas Generales de Álava y hoy la Diputación ha precisado su cuantía.

Las personas físicas que quieran aportar alguna donación para estos recursos durante la crisis del coronavirus tendrán deducciones del 30 % en la campaña del IRPF del próximo año, y las empresas y autónomos podrán incorporarlo como gasto deducible y obtendrán deducciones del 18 %.

Los donativos podrán ingresarse directamente a través de la página web de la Diputación Foral de Álava donde ha habilitado un sencillo formulario de pago.

La diputada foral de Hacienda, Finanzas y Presupuestos, Itziar Gonzalo, ha explicado que en estos tiempos de crisis surgen muchas iniciativas solidarias y, desde la Hacienda alavesa han querido «adaptar la norma con nuevas deducciones que puedan suponer un incentivo. Hoy en día, toda ayuda es válida». EFE


Compartir

Dejar respuesta