EFE).- La dirección de Fundiciones Inyectadas Alavesas, Fiasa, ubicada en Nanclares de la Oca (Álava), ha defendido su modo de actuar ante el presunto caso de acoso sexual a una trabajadora, a la que ofreció activar el protocolo de intervención de la empresa para estos casos, aunque ella «renunció».

El comité de empresa informó ayer de este caso, que se remonta a finales de 2017 cuando un alto cargo de la compañía «comenzó a acosar y abusar sexualmente de una compañera de trabajo», al tiempo que denunció la actitud «negligente» y «encubridora» de la dirección.

Afeó asimismo que en 2020, cuando la trabajadora informó a la dirección, se le propuso activar un protocolo contra el acoso laboral en general y «no el específico de acoso sexual que requería la situación», y que la única medida adoptada fue cambiar de lugar de trabajo y funciones a la víctima, «mientras que el agresor mantuvo intactas sus condiciones y estatus».

La dirección ha asegurado hoy que cuando la mujer le informó del supuesto acoso se le ofreció la posibilidad de activar el protocolo frente al acoso sexual -que requiere de una denuncia por escrito- «para abrir un procedimiento de investigación en el que también está prevista la participación del comité».

CONFIDENCIALIDAD

Pero la trabajadora, continúa el comunicado de la empresa, «debidamente asistida de abogado, renunció a activar el protocolo» y conminó a la empresa a «no revelar bajo ningún concepto su planteamiento, tampoco al comité». Desde entonces la dirección de Fiasa «ha cumplido escrupulosamente con este deseo de confidencialidad».

La dirección mantuvo además varias reuniones con la trabajadora y sus abogados en las que se acordaron «medidas concretas de segregación física y funcional» entre la mujer y su presunto acosador que han sido «analizadas por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social» sin que este órgano haya hecho ningún «requerimiento» adicional.

JUZGADO

Tampoco el juzgado de Vitoria que instruye la denuncia penal que finalmente ha presentado la mujer «ha adoptado, por el momento, ninguna medida cautelar adicional» a las dispuestas por la empresa, que ha asegurado que implementará las medidas que «se ordenen por el juzgado» si esto finalmente ocurre. EFE



1 Comentario

  1. Si la empresa presto sus servicios y ella no quiso hacer nada no hay más que hablar,lo jodido es que sabiéndolo y verificando los echos reales como se indican no pusieran soluciones y el jefe ascenderia ,lo que pasa que la justicia empieza en el trabajo,a pie de horno y es desde allí hay que poner soluciones que para eso cobran los departamentos y la gente correspondiente,no para agachar la cabeza y hacer vista gorda.En la casa de todos se cuida la casa por igual y nos comemos la mierda todos.RESPETO.Cuando la gallina pone los huevos de oro todos vamos pero cuando hay que darla de comer solo van cuatro.

Dejar respuesta