Álava: Buzón anónimo para denunciar fraudes en viviendas turísticas

3
apartamentos
MOTORGORBEA 2019
entreseccion_noticia

Un «buzón» en la página web del departamento de Comercio y Turismo del Gobierno vasco permite desde este lunes denunciar de forma anónima el fraude en las viviendas turísticas en los tres Territorios.


El «buzón» lo ha presentado la consejera de Turismo del Gobierno Vasco, Sonia Pérez, en un encuentro con la prensa en el que ha explicado que se han cerrado ya en Euskadi 68 viviendas turísticas por no cumplir la legalidad.

El Gobierno cuenta con 14 inspectores que se encargan de examinar si los pisos turísticos cumplen los requisitos, el primero, estar inscritos en el registro.

Foro Economico

Estos inspectores tienen abiertos actualmente 234 expedientes, de los que 91 incluyen ya una propuesta de sanción.

Una cuarta parte de estas sanciones se han iniciado en una comunicación anónima recibida por los inspectores.

Para mejorar estas denuncias anónimas, «que nos facilitan mucho el trabajo», ha reconocido la consejera, se ha creado este buzón. La persona que quiera comunicar irregularidades en una vivienda turística tiene que entrar en la «web» del departamento y acudir a un recuadro sobre «colaboración ciudadana». Allí hay que rellenar un formulario con las irregularidades que se quieren denunciar.

El único dato que se pide es un correo electrónico, pero solo a los efectos de enviarle desde el Gobierno un acuse de recibo, con una respuesta automática. Los inspectores no se van a poner en contacto con el denunciante ni le van a informar del resultado de su denuncia.

Hasta el momento, el gobierno ha cerrado 68 viviendas turísticas, la gran mayoría por ejercer de manera clandestina. La multa tipo que se les impone es de diez mil euros a cada una.

El otro tipo de sanción grave es el de una vivienda que está en un piso no permitido -por ejemplo en Bilbao solo se toleran en los bajos y primeros-.

Para burlar este requisito, el propietario de un piso en un tercero comunica al registro que la alquila por habitaciones, pero luego, en realidad en las plataformas de internet la ofrece entera. Este fraude también se está multando con diez mil euros.

También hay quien registra la vivienda turística como una pensión, lo que tampoco está permitido. El resto son irregularidades más leves, como no tener placas en el portal y falta de extintores.

La consejera ha insistido en que el sector «se está autorregulando mucho y ahora las nuevas viviendas que se inscriben hacen las cosas bien».

Tras un 2017 en el que se disparó el número de viviendas turísticas, en 2018 y este año se da una crecimiento «muy moderado y sostenido».

Actualmente hay registradas 3.060 viviendas turísticas en Euskadi, casi la mitad en San Sebastián. En concreto, son 1.978 en Gipuzkoa -de las que el 70 por ciento están en la capital-; 915 en Bizkaia, -de las que el 45 por ciento están en Bilbao- y solo 117 en Alava, de las que el 40 por ciento se ubican en Vitoria.

Es un sector dinámico en el que se abren nuevas viviendas y otras cierran. La consejera ha advertido de que para una persona física «no es una actividad tan rentable, por la carga administrativa y de atención que conlleva. Además fiscalmente es menos atractivo que un alquiler residencial».

Por eso, muchos propietarios físicos han dado de baja la vivienda o se la han cedido a una empresa que la gestione por ellos. EFE

Master
Master
Compartir

3 Comentarios

  1. En cambio a los okupas ni los molestan. Es más estos políticos se gastan el dinero en darles servicios a costa de nuestro trabajo e impuestos.

Dejar respuesta