Álava 2018: En jornadas de trabajo hubo 5.490 accidentes y 5 muertos

2
entreseccion_noticia

EFE).- Euskadi registró el pasado año un total de 37 accidentes laborales mortales laborales, un 15,6 % más respecto a 2017 cuando se contabilizaron 32 fallecimientos.

Del total de siniestros mortales, 34 fueron en el puesto de trabajo durante la jornada laboral, lo que supuso un incremento del 36 % respecto a los de 2017, cuando se produjeron 25, y tres «en itinere», lo que supuso un descenso del 57,1 % respecto al ejercicio anterior, cuando se contabilizaron 7.

El viceconsejero de Trabajo y Seguridad Social, Jon Azkue, y el director general de Osalan, Alberto Alonso, han presentado este miércoles en rueda de prensa los datos acumulados de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de Euskadi correspondientes al cierre del ejercicio 2018.

Durante el pasado año se registraron 35.786 accidentes laborales con baja, un 1,5 % más que en 2017, de los que 33.972 fueron nuevos accidentes, con un incremento del 1,2 %, y 1.814 recaídas, apartado en el que se produjo un aumento del 7,2 % respecto al ejercicio anterior.

De los 33.972 nuevos accidentes contabilizados en 2018, 33.728, el 99,2 %, fueron leves; 207, el 0,6%, graves y 37 mortales, el 0,1 % del total.

De esos nuevos accidentes, 30.115 ocurrieron durante la jornada de trabajo y 4.857 «in itinere».

Entre los 30.115 accidentes ocurridos en la jornada de trabajo, 29.912 fueron leves, con un aumento del 1,6 %; 169 graves, un 5 % más que en 2017, y 34 mortales (tres mujeres y 31 hombres), un 36 % más que los registrados un año antes cuando se produjeron 25 muertes de trabajadores en su jornada laboral.

De los 34 accidentes laborales mortales en el puesto de trabajo, cinco tuvieron lugar en Álava, cuatro más que en 2017; 21 en Bizkaia, seis más que el año anterior, y ocho en Gipuzkoa, único territorio en el que se produjo un descenso, ya que un año antes se registraron nueve accidentes laborales mortales.

Por territorios, de los 30.115 accidentes ocurridos en la jornada de trabajo, 5.490 se produjeron en Álava, un 3,6 % más que en 2017; 15.485 en Bizkaia, un 0,3 % más que en 2017, y 9.140 en Gipuzkoa, un 2,8 % más que en 2017.

Por su parte, de los 3.857 accidentes «in itinere», 3.816 fueron leves, un 1,9 % menos que en 2017; 38 graves, la misma cifra que el año anterior, y tres mortales (todos ellos hombres), un 57,1 % menos que en 2017, cuando se contabilizaron siete.

Por lo que se refiere al índice de incidencia, que pone en relación el número absoluto de accidentes con el número de trabajadores afiliados (en el caso de Euskadi 795.189), el pasado año se registraron 37,87 accidentes por cada mil afiliados, lo que supuso un descenso del 0,9 %.

Por sectores, en agricultura, ganadería y pesca hubo 641 accidentes, 73,23 por cada mil afiliados, un 3,1 % menos que en 2017; en la construcción, 2.998 accidentes, 85,1 por cada mil afiliados, un 1,4 % menos que el año anterior, y en el sector servicios, 15.952 accidentes, el 27 por mil, un 1,6 % menos.

El sector de la industria es el único que presenta un aumento de índice de incidencia, un 0,5 %, al registrarse 10.524 accidentes laborales, 65,61 por cada mil afiliados.

En cuanto a las enfermedades profesionales, en 2018 se contabilizaron 1.511 casos de enfermedades profesionales con baja, un 4,6 % más que el año anterior, y 1.767 enfermedades sin baja, un 6,7 % más que en 2017.

El viceconsejero de Trabajo y Seguridad Social, Jon Azkue, ha mostrado el compromiso de su departamento para reducir la siniestralidad y ha asegurado que no están conformes con los datos presentados, que son provisionales hasta que se presenten los definitivos en mayo.

Ha señalado que son datos «malos» que «obligan a todos a una reflexión y a la acción, en principio a los empresarios, que son los responsables de garantizar la prevención de salud y seguridad en los puestos de trabajo» y ha considerado necesario incluir la prevención de riesgos laborales en los convenios que se negocien en Euskadi.

Además, ha señalado que la sociedad debe entender que los accidentes laborales «son evitables» y que se necesita «una cultura preventiva de todos para que los índices de siniestralidad bajen en Euskadi».

El director general de Osalan, Alberto Alonso, ha señalado que «prevalece la siniestralidad clásica», como caídas o pérdida de control de la maquinaria, y ha anunciado que Osalan, junto a la Universidad de Valencia, estudiará los riesgos laborales de los trabajadores de las nuevas plataformas de reparto. EFE

Compartir

2 Comentarios

Dejar respuesta