ambulancia

El sindicato LAB ha denunciado la «agresión» sufrida en Araia (Álava) por dos trabajadoras de la Red de Transporte Sanitario Urgente de Araba por parte de un hombre al que atendían y que además de golpear el mobiliario de la ambulancia las amenazó e insultó.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado, día 12, después de que la ambulancia acudiera a Araia para asistir a un hombre que tenía una herida. Ante el violento comportamiento del paciente las sanitarias solicitaron apoyo policial al Centro Médico Coordinador.

La patrulla de la Ertzaintza tardó 30 minutos en llegar y en todo ese tiempo el hombre no depuso su actitud. Las sanitarias pidieron a los agentes protección durante el traslado del paciente al Hospital Santiago de Vitoria, pero se denegó «argumentando que no existían recursos policiales suficientes para labores de filiación y protección».

Durante el traslado el hombre seguía con su actitud agresiva, por lo que los profesionales sanitarios decidieron parar en el centro médico de Agurain, donde de nuevo se solicitó unas patrulla policial que llegó 15 minutos después. Sus agentes sí les dieron protección policial, ya que fueron «detrás de la ambulancia en todo momento».

En un comunicado LAB ha denunciado la «indefensión» del personal de ambulancias y ha alertado de que «por desgracia estas graves situaciones de riesgo para su integridad física y emocional se están convirtiendo en algo cotidiano.

El sindicato ha llamado a revisar los protocolos de seguridad y dotar de «más y mejores medios» al personal de ambulancias y a la Ertzaintza, así como a repartir cuanto antes «receptores de radio portátiles del sistema Tetra en buen estado para que, en situaciones inseguras, como agresiones, cualquier trabajador o trabajadora pueda activar el botón de emergencia». EFE


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta