La reunión que han mantenido representantes del comité y de la dirección de la planta de Aernnova en Berantevilla (Álava) ha terminado sin avances, ya que la empresa mantiene su planteamiento de aplicar un ERE a 101 de los 454 empleados de la factoría.

El presidente del comité, Juan Carlos Gómez, ha explicado a Efe que el encuentro ha ido mal porque la empresa «sigue insistiendo en que la única medida pasa por despido, despido y despido».

Ha lamentado que la dirección se niega a negociar nada, a pesar de que los sindicatos insisten en que deben aplicarse soluciones coyunturales porque consideran que las dificultades que atraviesa el sector son puntuales y no estructurales.

El viernes habrá otra reunión en la que el comité seguirá mostrándose «abierto a hablar de soluciones temporales».

«No aceptaremos ningún despido y en la medida en que la empresa no renuncie a ellos intensificaremos las movilizaciones», ha reiterado Gómez, quien ha vuelto a instar a las instituciones públicas, con las que también están manteniendo reuniones, a implicarse en soluciones no traumáticas.

Los trabajadores de la planta están llamados hoy a un nuevo paro de ocho horas, tras el del pasado lunes, que fue secundado por la totalidad de los operarios de la línea de producción. EFE


Compartir

Dejar respuesta