La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, AAI (AIReF) ha advertido de que el ayuntamiento de Bilbao y las Diputaciones forales de Gipuzkoa y Bizkaia van a caer en déficit por su gestión durante este año, y ha advertido sobre la elevada deuda de las Diputaciones de Álava y Bizkaia.

La Airef ha publicado un informe sobre el cierre esperado de 2023 de las 24 grandes Corporaciones Locales de España, por lo que no incluye los municipios de Vitoria y San Sebastián. En el caso de la capital alavesa con la gestión financiera de Gorka Urtaran.

Este informe que prevé que incurran en déficit resultante de su gestión en 2023 los Ayuntamientos de Madrid, Barcelona, Bilbao, Valladolid y Vigo, las Diputaciones Provinciales de Barcelona y Valencia y las dos Diputaciones forales vascas citadas.

La Airef destaca el crecimiento previsto del gasto computable para 2023 por las Diputaciones forales vascas, de más de un 20 %, tras un 10 % de aumento observado en 2022, afectadas por medidas de reducción de ingresos.

Para las Diputaciones forales, la AIReF prevé un déficit conjunto cercano al 1% de sus ingresos, muy inferior al previsto por ellas, que es superior al 5 %. El grupo de las tres Diputaciones vascas alcanzó un superávit conjunto en 2022 del 2,4% de sus ingresos.

Sin embargo, para 2023 todas ellas estiman déficit por un importe conjunto superior al 5%, empeorando considerablemente el resultado previsto en marzo.

Las estimaciones de la AIReF son más optimistas previéndose alcanzar un déficit conjunto cercano al 1% de los ingresos.

En materia de deuda, el informe explica que el grupo de grandes Corporaciones locales españolas presenta una ratio sobre ingresos del entorno del 40%, una situación saneada, pero superada por las Diputaciones forales de Álava y Bizkaia.

Así, Álava y Bizkaia tienen unos porcentajes de deuda cercanos al 75% (calculados sobre los ingresos ajustados de los pagos que realizan al Estado y a la Comunidad Autónoma, para homogeneizarlos con el resto de Corporaciones Locales).



2 Comentarios

  1. Después de la gestión nefasta y catastrófica hecha en Vitoria, su partido, de premio, lo enchufa en la Diputación con un sueldazo de quitarte el hipo, cuando se le debiera exigir rendir cuentas sentadito ante la Justicia ¿Dónde nos van a llevar este país la cuadrilla de incapaces e inútiles dirigentes que amamantamos? Y ahora espera, que en los próximos cuatro años estos pollos nos meten en un pozo del que ya o nos saca ni Dios. Pero hemos votado y vamos a disfrutar de lo que nos merecemos, por hacerlo con el culo en lugar de la cabeza.

  2. El gran problema con las administraciones es que los políticos no son, nunca, responsables de la mala gestión, de las deudas, de los fallos en contra de la administración, de los enormes gastos en sueldos y salarios….que son sufragadas por los ciudadanos de manera solidaria. Si los políticos tuvieran una responsabilidad personal sobre la gestión otro gallo nos cantaría…

Dejar respuesta