Es ver la foto que nos envía una lectora y surge una pregunta. ¿Es solo para jorbar? No tiene sentido que la papelera esté vacía y el suelo lleno de basura. En esos metros cuadrados, cuesta lo mismo tirarla al suelo que al interior del cesto.

Seguimos dando voz al ciudadano a través de este ENLACE. En esta ocasión quieren denunciar lo que ocurre en Crispijana semana tras semana.

«Estampas muy desagradables llenas de basura y suciedad en la campa del pueblo. Todas las semanas se acercan a pasar la tarde, la mayoría de las veces gente joven en cuadrilla, parejas… A pegarse la merendola».

«Está muy bien que lo hagan, pero todo ello estaría muchísimo mejor si fueran más cívicos en cuanto a limpieza se refiere, porque eso brilla por su ausencia (como en la foto adjunta se puede apreciar) y más teniendo un par de papeleras las cuales están vacías y parecen no tener en cuenta o es que están ciegos y no ven».

Los vecinos están hartos de esas situaciones: «No queremos gente así por este pueblo, es una auténtica cerdada, están perjudicando lo primero al medio ambiente y lo segundo el malestar de los vecinos de este pueblo».

Y EN CASA DE URTARAN O URKULLU

La lectora termina haciendo una reflexión:

«¿Que ocurriría si nos plantamos delante del Ayuntamiento, o de casa del lehendakari o de su colega Urtaran, con bolsas de McDonalds, nos damos una buena merendola y dejamos toda la basura tirada delante de sus casas o de la puerta del Ayuntamiento, nos pasaría algo, vendría la policia?

¡¡Estamos hartos!!, concluye.

 


Compartir

5 Comentarios

  1. Siempre echando la culpa a los políticos. Si somos unos cerdos y unos incívicos, no culpemos a nadie. La responsabilidad individual no se delega.

  2. Los viernes y sábados, llegando el anochecer, grupos de jóvenes (alegres y combativos) se juntan a consumir las bebidas y alimentos que generalmente han adquirido en algún hiper cercano. Aunque tengan una papelera a escasos 10 metros, cuando acaban de «nutrirse» dejan todos los restos en el suelo, allí donde han estado sentados. No solo hablamos de cerdos sino que se trata de «hijos de papá» a los que no se les exige nada y se les ha dado todo hecho desde su nacimiento. Educados en el «tengo derechos» pero las obligaciones son para otros. Esto en mi pueblo se arreglaba con cuatro palos en las costillas (uy, perdón, que esto es políticamente incorrecto).

    • Cuanta razón. Se les ha dado todo hecho sin el mínimo esfuerzo por su parte, con lo que las cosas pierden valor. Muy cierto lo de las obligaciones y deberes son para otros. También muy cierto que son unos cerdos.

  3. En esa foto concreta, tiene toda la pinta de que el viento se ha colado por los agujeros de la papelera, le ha dado la vuelta a la bolsa vaciando todos esos pasticos y papeles que no pesan nada y alguien ha recolocado bien la bolsa para la foto.
    Dicho esto, si que es cierto que en ocasiones la gente no somos tan civica como deberiamos.

  4. No quiero quitar culpa a lo incivicas que son algunas personas pero os sorprenderías ver lo que son capaces de hacer algunos pájaros para comer. He visto a las urracas metidas en las papeleras y sacar mucho de lo que hay dentro y dejar el suelo como esta en esta foto.

Dejar respuesta