El candidato al Congreso por Araba, Mikel Otero, ha señalado que la pregunta más importante que se tienen que hacer antes del 26 de junio las y los vascos es si quieren que existan fuerzas políticas en Madrid que les representen “de manera directa, sin subordinaciones; la sociedad vasca, las mujeres y hombres de este país, tiene que decidir si quieren que en Madrid les representen con voz propia”.

En un acto político que ha tenido lugar en Gorbeialdea, en Murgia, Otero ha remarcado que “representar voz propia en Madrid significa estar conectada directamente con la sociedad vasca, vivir el día a día de este país, sus problemas, compartir soluciones, compartir penas y alegrías… Y, sobre todo, no estar subordinada a las decisiones que se pueden tomar en las oficinas o en los pasillos de fuera de este país y trasmitirlas luego a las y los representantes vascos por teléfono”.

“Es un tema de prioridades”, ha subrayado el candidato de EH Bildu. “Las fuerzas políticas de aquí, tenemos claro que vamos a Madrid a trabajar para defender y reivindicar los intereses de aquí, que vamos a Madrid a defender y reivindicar lo nuestro. Nuestra prioridad son las vascas y los vascos”. En ese sentido, ha afirmado que “las problemáticas que pueden existir en Murcia o en Cádiz, por poner un par de ejemplos, nada tienen que ver con las problemáticas que tenemos aquí, porque las realidades políticas, sociales y económicas nada tienen que ver. Por lo tanto, tampoco pueden ser iguales las soluciones que se proponen”.

Otero ha advertido que si las fuerzas vascas con voz propia no están representadas con fuerza en Madrid los problemas y las soluciones para la sociedad vasca van a quedar en un segundo plano. “Estoy seguro que todas y todos recordamos situaciones similares a esta. Y en todos estos casos siempre ha ocurrido lo mismo: han terminado diluyendo en el café para todos estatal los problemas de la sociedad vasca”.

Otero ha subrayado que EH Bildu tiene muy claras sus prioridades y su manera de trabajar en Madrid. “Nuestras prioridades son las mismas que las de la sociedad vasca. Vamos a Madrid a trabajar para que las vascas y los vascos puedan vivan mejor, porque en Madrid se siguen tomando decisiones importantes que afectan al día a día de este país. Vamos a Madrid a trabajar para que este país pueda tener una educación, una sanidad o unas pensiones mejores. Para mejorar las condiciones laborales de las y los trabajadores vascos. Y, sobre todo, vamos a Madrid para exigir que se respeten las decisiones que está tomando y va a tomar la sociedad vasca”.

 


Compartir

2 Comentarios

Dejar respuesta