El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido e imputado a cuarenta ciudadanos argelinos que durante doce meses falsificaron presuntamente distinta documentación para cobrar ayudas sociales en Álava.

En concreto pasaportes y padrones. Estos hechos no ocurrían ni en Bizkaia ni en Guipúzcoa.

Según publica El Correo, el origen de la causa está en un argelino que cobraba dos RGI (Renta de Garantía de Ingresos) y dos PCV (alquiler de vivienda) que le reportaban más de 1.700 euros al mes de manera presuntamente fraudulenta.

Después se han ido localizando más personas, que entre todas, pueden llegar a cobrar alrededor de 400.000 euros de manera irregular.

Caso de los paquistaníes

Este suceso, se suma al de los paquistaníes conocido hace algunas semanas, que hablaban de una trama montada para defraudar las ayudas sociales por valor de unos 400.000 euros también.

Huella digital

Se da la circunstancia de que esta semana el alcalde de Vitoria, Javier Maroto, propuso que los pagos de las ayudas sociales se hagan a través de la huella digital, para que ninguna persona pueda cobrar dos veces o más.


Compartir

2 Comentarios

  1. ¿Y cual es la opinion de Urtaran al respecto? ¿ y la de su partido? Ya esta bien de mangantes de lo publico y de consentidores.

  2. Entre los que nos roban por arriba y los que nos roban por abajo. Estamos jodidos los ciudadanos .A los que no nos queda mas que pagar a unos y a otros. Pero podemos cambiar esto, ya esta bien. Nuesrra fuerza es el voto.. Y por eso temen el cambio. Les esta yendo muy bien y la crisis ellos no la notan. Por eso nos quieren meter miedo.

Dejar respuesta