La diputada foral de Servicios Sociales, Beatriz Artolazabal, ha presentado la nueva campaña de acogimiento familiar de la Diputación Foral de Álava, que centrará sus esfuerzos en buscar familias de acogida para los grupos de hermanos y para los menores que tienen necesidades educativas especiales.

En total, 24 menores, tutelados por el Instituto Foral de Bienestar Social, están en situación de ser acogidos. De ellos, 15 pertenecen a 7 grupos de hermanos y otros 3 presentan alguna discapacidad, según las cifras aportadas por Beatriz Artolazabal, quien ha subrayado que “los números pueden variar cada día porque, aunque siempre hay menores en espera de ser acogidos, también hay incorporaciones constantes de estos menores en familias; eso sí, no con la disponibilidad y agilidad que nos gustaría, precisamente por falta de familias”.
La responsable foral ha reconocido que encontrar familias de acogida para los menores con discapacidad y también para los que pertenecen a grupos de hermanos y no pueden ser acogidos de forma individual “es un trabajo más difícil”. Y es que, normalmente las familias que se presentan al proceso de valoración desean acoger a un sólo menor, además, sin ningún problema ni discapacidad asociados. Sin embargo, “contamos con grupos de hermanos y con niños y niñas con necesidades especiales que también necesitan poder disfrutar de un ambiente familiar”, ha recalcado.


Dejar respuesta