Las entidades sociales, ONG y fundaciones miembros de la plataforma www.haztestamentosolidario.org recibieron el año pasado en Euskadi 3,6 millones de euros procedentes de testamentos solidarios, un 25 % menos que en 2022.

En cambio, en el 2023 en el conjunto de España las entidades no lucrativas recibieron donaciones en testamento por 54 millones de euros, con un crecimiento del 33 % respecto a 2022.

Por provincias, en 2023 Bizkaia recibió la mayor suma de todo el País Vasco siendo de 1.551.665 euros frente a los 1.201.415 euros de 2022, un 29 % más, mientras que en Gipuzkoa se notó una fuerte caída, siendo de 938.228 euros en 2023 frente a los 2.125.995 recibidos en 2022, lo que supone un 56 % menos.

En el caso de Álava, también se notó un descenso del 25 % (1.100.340 euros en 2023 frente a 1.457.879 de 2022).

Según informa en un comunicado, la donación más frecuente en testamento ronda los 23.000 euros, pero el promedio en 2023 fue de 89.000 euros, destinados a apoyar proyectos sociales, sanitarios, medioambientales, de investigación, etc.

Cataluña (82), Madrid (45), Andalucía (33), País Vasco (32), Castilla y León (27) y Aragón (25) son las comunidades donde se registraron más testamentos solidarios.

Por provincia, la lista sitúa a Barcelona en primer lugar, seguida de Madrid, Bizkaia, Navarra, Valencia, Asturias y Gipuzkoa.

Al analizar el perfil de los testadores, destacan las mujeres (el 66 %) y también que hay un equilibrio entre personas casadas y solteras. Cada vez son más jóvenes quienes hacen este tipo de testamento, pero han aumentado las personas entre 60 y 70 años.

Integran la plataforma Acción contra el Hambre, ACNUR, Aldeas Infantiles SOS, Amigos de los Mayores, Amnistía Internacional, Anesvad, Asociación Española contra el Cáncer, CRIS contra el cáncer, Cruz Roja, Educo, Fudación Aladina, Fundación Josep Carreras, Fundación Pasqual Maragall, Fundación Vicente Ferrer, Greenpeace, Manos Unidas, Médicos del Mundo, medicusmundi, Médicos sin Fronteras, Oxfam Intermón, Plan International, Save the Children, Vall d’Hebron y WWF España.

Su objetivo al unirse fue combatir «falsos mitos» sobre lo que supone hacer un testamento solidario, explicar lo que implica para las familias que tienen hijos o que no tienen descendientes, facilitar asesoramiento y resolver dudas.

Hacer un testamento solidario, recuerdan estas organizaciones, es un acto muy sencillo a través del cual cualquier persona puede decidir legar un bien concreto, toda o una parte de su herencia a una entidad social, sin perjuicio de sus herederos forzosos.

Las entidades destinatarias no pagan impuestos por las herencias recibidas, por lo que lo que el 100% de la donación se destina a sus fines. EFE



2 Comentarios

  1. A las oenegetas ni un céntimo.
    La mayoría del dinero no llega a los necesitados, se va quedando en los bolsillos de los promotores.

  2. A esos no les doy ni agua en el desierto. ONGs con estructura de empresas, con asalariados, horarios de trabajo y sueldos…muy sospechoso todo, para realizar actividades no lucrativa, dicen.

Dejar respuesta