El programa Cuarto Milenio, dirigido por el divulgador de lo paranormal vitoriano Iker Jiménez, ha recuperado una sorprendente historia de fantasmas, con un todavía más sorprendente protagonista.  José Miguel Ahedo, Jefe de Patrullas de la Ertzaintza en 1984 reconoció como él, su compañero y una pareja,  fueron testigos de una aparición en el Túnel de Aiurdin, en la carretera de Vitoria a Altube.

En el programa Ahedo recuerda como les informaron de que un vehículo se había salido de la calzada en la carretera a Bilbao. Al llegar al túnel asegura que pudieron ver durante «15 o 20 minutos» una figura de más de dos metros en el centro de la carretera, con los brazos abiertos y vistiendo lo que parecía ser una capa muy oscura que llegaba hasta el suelo. No consiguieron distinguir ningún rostro. Cuando por fin el Ertzaina salió del coche para acercarse más, el ser se desvaneció en el aire.

Cuando llegaron al peaje de Altube, la patrulla se reunió con la pareja que había llamado a la Ertzaintza que relató exactamente la misma visión. 

 


Compartir

Dejar respuesta