A raiz de una denuncia ciudadana, el Ayuntamiento de Vitoria ha tenido que intervenir para comunicar «a todo el personal conductor-perceptor de TUVISA el Real Decreto-ley 21/2020 que establece las excepciones en el uso de mascarilla».

El Consistorio, tras lamentar lo ocurrido, pretende «evitar que esta circunstancia se repita».

Se refiere a una denuncia publicada en el Buzón Municipal que protesta por «problemas» en el bus, ya que un niño no llevaba puesta la mascarilla, pero disponía de un «certificado de discapacidad diagnosticado por la diputación foral y médicos tratantes».

Según la queja, el conductor decía que «no era válido y que primero era el bienestar de todos al de mi hijo».

A juicio de la madre, «me sentí vulnerada ante los derechos del niño que tiene una discapacidad. El señor se mostró muy insensible frente a mi situación. Solicito que se le informe a todo el personal de Tuvisa del BOE donde se exime a los discapacitados» de las mascarillas y «sean mas sensibles con los menores si llevan su certificado de minusvalía».

Se traba de un niño autista, según reza en el encabezamiento de la protesta.


Compartir

4 Comentarios

  1. Es impresentable más todavía cuando la mayoría de conductores de tuvisa no la llevan porque ese mismo decreto les considera exentos de llevarla una vergüenza ya que están en contacto con personas sin cumplir las medidas de seguridad otra cazicada del ayuntamiento y encima las formas luego se extrañan que baje el número de viajeros en los autobuses de Vitoria

  2. Cuando surgió la polémica por la queja de que algunos conductores de TUVISA no saludaban a los viajeros al entrar al bus salí a favor del chófer porque me pareció rematadamente mal que se abriera un expediente por tamaña tontería. Esta vez, en cambio, me parece más que mal y reprensible el comportamiento con el niño autista y en esta ocasión sí considero que debiera ser abierto un expediente sancionando la falta de atención y respeto tenido con el niño y su señora madre.

  3. La obligatoriedad de uso de las mascarillas atenta contra el derecho al respeto de la vida establecido por el Artículo 8 de la Convención Europea para la protección de los Derechos Humanos según el dictamen de un tribunal de Estrasburgo.
    La resolución judicial puede servir de base para la interposición de demandas judiciales en otros países.
    NOTICIA COMPLETA TRADUCIDA:
    JUSTICIA
    «Estrasburgo: el tribunal administrativo suspende el decreto municipal que obligaba a usar máscarilla.
    El juez considera que usar una máscara es una interferencia «en el ejercicio del derecho al respeto de la vida privada»
    Usar una máscara ya no es obligatorio en el centro de Estrasburgo. La medida, que fue adoptada por un decreto municipal el 20 de mayo , fue suspendida el lunes por el tribunal administrativo.
    En su decisión, el juez sumario Henri Simon considera que usar una máscara es «una interferencia en el ejercicio del derecho al respeto de la vida privada en el sentido del artículo 8 de la convención europea para la protección de los derechos humanos». El hombre y las libertades fundamentales «.
    El fiscal ha sido notificado de esta decisión, según Rue89 Strasbourg . La decisión del tribunal administrativo es ejecutoria, nadie puede ser multado en el centro de la ciudad de Estrasburgo por no usar una máscara. La ciudad de Estrasburgo ahora tiene la posibilidad de disputar ante el Consejo de Estado».

  4. Primero debería prevalecer el interés general del conjunto de viajes y los datos pública respecto del interés particular de una viajera y su hijo.
    Si no pueden llevar mascarilla, deberían buscar otro tipo de transporte en el que no afecten a una colectividad.

Dejar respuesta