La consejera vasca de Salud, Nekane Murga, ha alertado a la población de que el fuerte incremento de contagios en las últimas horas, con 338 nuevos positivos en Euskadi, pone en evidencia que se trata de la segunda ola epidémica del virus y «que no es posible una nueva normalidad».

Con todos estos datos la consejera ha querido reflejar con dureza la situación y ha pedido aumentar la responsabilidad individual y colectiva, sin dejarse «cegar por la idea de una nueva normalidad».

Murga ha ofrecido una rueda de prensa tras reunirse con el lehendakari, para analizar la evolución de la pandemia en el País Vasco, donde se está registrando un repunte de contagios con cifras que no se registraban desde el 28 de abril, cuando se contabilizaron 392 casos.

Vitoria, Bilbao y Barakaldo

La consejera ha explicado que el Servicio Vasco de Salud está especialmente preocupado por los contagios en grandes ciudades como Bilbao (que acumula 126 nuevos casos), Barakaldo (28) y Vitoria (38) debido a la gran movilidad de sus ciudadanos, que se desplazan a segundas viviendas, a otros territorios y a localidades costeras y cuya capacidad de transmitir el virus es mayor.

Ha reconocido que esta nueva ola de contagios tiene diferencias respecto a la de marzo porque «ha iniciado su propagación con menos fuerza» y, frente a lo ocurrido hace casi 5 meses, «no se han llenado los hospitales y las ucis» pero ha dejado muy claro que «no hay motivos para creer que el virus sea más débil y menos letal».

«Tiene la misma capacidad de propagación y de infectar que en marzo», el «virus nos está ganando terreno y día a día, semana a semana, está infectado a más personas» y, además de «provocar la muerte», deja graves secuelas como la fibrosos pulmonar, ha afirmado la consejera.

De hecho actualmente hay más de 2.000 personas con la infección activa en Euskadi, 57 de ellas ingresadas en los hospitales y 3 en la uci, por lo que se está haciendo un seguimiento a más de 10.000 contactos estrechos de esos positivos, con «prácticamente el doble de pruebas PCR que en España».

Pero junto a esa vigilancia epidemiológica es preciso «ahora más que nunca» reducir al máximo la actividad social y la proximidad con otras personas, ha dicho.

«El virus nos está enseñando que no es posible una nueva normalidad. Tenemos que cambiar nuestros hábitos de relación», limitar el tiempo sin mascarilla y mantener la distancia social: «mejor dos metros que metro y medio», ha advertido.

La consejera ha puesto de relieve que el virus está en el ocio nocturno, en las terrazas, en los paseos de las zonas costeras y que la solución no pasa por poner más multas o cortar accesos a zonas donde se concentran personas, porque se contagia a otros en excursiones al monte, en comidas y celebraciones o en los desplazamientos al trabajo.

«Morirán»

«Nos engañamos a nosotros mismos si vamos a txokos o a casas rurales» sin adoptar las medidas necesarias, ha insistido Nekane Murga, quien no ha querido ocultar que «algunos de los que se contagien esta semana morirán».

Ha dado también por hecho que en los próximos días habrá más hospitalizaciones porque la edad media de los infectados ha aumentado respecto a julio y algunos de los ciudadanos de entre 40 y 70 años que contraigan covid necesitarán atención hospitalaria.

Ante estas previsiones, el Servicio Vasco de Salud está preparando plantas para atender a enfermos de coronavirus en los hospitales de Basurto y Urduliz, en Bizkaia, dado que es el territorio que concentra un mayor número de positivos, aunque actualmente la red asistencial vasca tiene capacidad para asumir este rebrota ya que los hospitales están con una ocupación del 40 %.

Sobre los focos activos en Euskadi, ha señalado que en la cervecera de Erandio (Bizkaia) se han hecho 523 pruebas, de las cuales ha habido 4 positivos y hoy se harán 257 más. De las 111 pruebas a los clientes que acudieron a la discoteca Fever hay 18 positivos y hoy comenzarán a hacer PCR para ver si hay más infectados tras los dos casos descubiertos en el bar Kokolo de Agurain.

Ha señalado de los 338 positivos detectados en las últimas horas el 50 % son contactos de personas infectadas pero les preocupa sobre todo el resto, es decir quienes acuden con síntomas a los centros de salud y resultan estar contagiados sin saber su origen. EFE


Compartir

9 Comentarios

  1. Tal como estaba previsto, nos dejaron salir para votar (tenían que seguir «gobernando» como fuera). nos dejan agosto para que no todos los hosteleros se arruinen, y en septiembre encerrados hasta que «ellos» decidan qué es lo mejor para nuestras pobres y miserables carnes. El coronavirus es una gripe; una gripe que se lleva por delante a todos aquéllos que tienen la desgracia de pillarla sufriendo alguna grave enfermedad. O sea, como la otra gripe de todos los años. Aquí pasa algo raro, señores.

  2. No Fede , de raro no tiene nada , no tienen nada que hacer ante las personas que no saben que esto ha venido a cambiar nuestros hábitos, seguiremos igual y poco a poco según la gente muera aprenderemos, no sobrevive el fuerte, sobrevive el que se adapta. Esto viene para quedarse

  3. Lo que no es normal es que se quieran cerrar los bares a la 1:30 para que no haya contagios y que las discotecas se inventen el tardeo y abran de las 18:00 hasta la 1:30 a costa de que se siga infectando la gente es de verguenza.

  4. Nos están preparando otro bonito encierro en nuestras narices. Los nuevos casos van subiendo poco a poco para luego subir de golpe en cuanto acabe la temporada turística y confinarnos. Lo hacen así para que la gente vaya haciéndose a la idea, primero te meten la puntita, luego un centímetro más, luego te meten la mitad y para cuando te quieres dar cuenta te la han metido hasta el fondo, sin vaselina y con arena para que duela más.

    Los que tengáis casa en algún pueblo huid, largaros y sed libres. Han dejado el verano libre para no arruinar la economía y nada más, vamos a estar así hasta que la vacuna de Gates esté lista para matar a la gente o hasta que el chip esté listo para su implantación. Yo lo tengo claro, boicot a todo lo que intentan salvar, no más bares ni compro nada aquí, toda la compra la hago online a webs extranjeras o me acerco a Francia a comprar, total es hora y media de viaje y de paso aprovecho para ir a la playa que allí no me obligan a llevar el bozal.

  5. Pues empiezo a creer que el cuento de la mascarilla no hace nada o apenas nada. Muy bien que la lleven los sanitarios y limpieza en hospitales o residencias. Pero por lo demás, la gente estamos más o menos cumpliendo las reglas que nos marcan. De distanciamiento social y de mascarillas. Y no paran de subir los contagios. Empiezo a pensar que se nos mete en el cuerpo de otra manera sin descubrir. Por ejemplo con los alimentos que ingerimos. Por los animales concretamente. Llamarme loco si queréis. Pero aparte del distanciamiento hay algo más que tal vez no interesa contar. Y no soy para nada conspiranoico. Sólo es que algo no cuadra…

  6. cuanto catedrático del saber de ciencia y biologia no se como no estais en los laboratorios haciendo labores de investigación para lograr a contra reloj lo que hace menos de 50 años un frenadol ni imaginaban que existiría las pandemias son parte del ciclo evolutivo del ser humano del que para tener antídoto de algo que nunca existio requiere todo lo que esta pasando y es covid no va ser la unica para la siguiente no estaremos aqui pero seran nuestros hijos y nietos la que tengan que lidiar pero quizas nos pase como con el nitrato de amonio pero no 1 con 4 ya el estado de bienestar se quedaria en un sueño del que nunca pensabamos que saldriamos.
    Tantas cabezas para tan pocos cerebros que creen saber tantas soluciones .
    Pero queremos ser influencers para contribuir con la ciencia y curar los males de virus troyanos,….
    mas mas y menos menos

    • tenemos al comite de desescalada investigando, sl mismo comite que no esiste mas que en la mente de Simon e Illa y que auyuda añ Sanches I El Pandemias» en al toma de decisiones , por cierto ahora todos a aplaudri a las 8

Dejar respuesta