okupas olarizu vitoria

El Ayuntamiento de Vitoria ha desalojado este martes a los últimos okupas que todavía permanecían en el interior de las viviendas de la avenida de Olárizu, paso previo a recuperar estas casas de propiedad municipal.

Pero el fenómeno aún no termina en Vitoria. Parece ser que algunos de estos desalojados están okupando un pabellón cercano.

Además, queda la zona de Errekaleor, el otro gran foco okupa de Vitoria, al que el ayuntamiento deberá dar solución

El desalojo se ha desarrollado a primera hora de esta mañana y ha concluido en unas dos horas ante una fuerte presencia policial por parte de la Ertzaintza y Policía Local, que han cerrado el acceso a la calle.

Concluye así el desalojo de los 25 pisos que quedaban aún ocupados en este lugar tras un largo proceso de años que ha finalizado después de que el Ayuntamiento solicitara autorización judicial para poder entrar y desalojar los pisos ocupados, un procedimiento que, según el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, daba las «máximas garantías» para que el desalojo y posterior derribo de las viviendas llegara a buen puerto.

El Ayuntamiento debe verificar ahora el estado de los inmuebles y la posible presencia de materiales como amianto antes de proceder a su demolición final.

La intención es acometer «lo antes posible» el derribo de las viviendas municipales para lo que el Ayuntamiento ya adjudicó el contrato de obras de demolición de estos edificios de viviendas a las empresas Campezo Obras y Servicios y Excavaciones Iparlur por 795.000 euros con un plazo de ejecución de cinco meses.

La ocupación de las viviendas de Olárizu ha conllevado durante los últimos años un foco de problemas en la zona, que ha experimentado un incremento notable de la conflictividad e inseguridad con delitos relacionados con peleas, hurtos, drogas y robos con fuerza.

Tras producirse el desalojo, el grupo municipal de EH Bildu ha denunciado la intención del Ayuntamiento de llevar a cabo una operación urbanística que «prevé la construcción de 356 pisos en régimen de vivienda libre», lo que a su juicio, «antepone los intereses y el beneficio de las empresas constructoras a las necesidades de las más de 9.000 personas demandantes de alquiler protegido» en Vitoria.


Compartir

1 Comentario

  1. Muchas felicidades a los vecinos legítimos del barrio.
    Ahora que el Ayuntamiento proceda al desalojo y demolición de Errekaleor a la menor brevedad posible

Dejar respuesta