vitoria-gasteiz

(EFE).- El Ayuntamiento de Vitoria ha organizado un acto para celebrar por primera vez el próximo 31 de marzo el día de reconocimiento a los vitorianos represaliados durante el franquismo y la sublevación militar, que consistirá en la instalación de una estatua en recuerdo de estas personas.

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha hecho un llamamiento en rueda de prensa a la ciudadanía para que participe en este acto de homenaje, que coincide en fecha con la celebración del Sábado Santo.

El día elegido por el Ayuntamiento para el reconocimiento es la fecha en la que el entonces alcalde Teodoro González de Zárate fue fusilado junto a 15 personas, en 1937, por mantenerse leal al gobierno de la República.

Así, el 31 de marzo se colocará una escultura en la confluencia de las calles Postas y Lehendakari Aguirre que recordará a «todas las personas, miembros de la corporación vitoriana y ciudadanía en general, que sufrieron la represión franquista en la ciudad. Recordaremos su trabajo por la defensa de la libertad y de la democracia», ha explicado Urtaran.

Esta acción se enmarca dentro del plan que el consistorio ha preparado para potenciar la memoria histórica, y llega después de la inauguración de los cuatro «espacios de la memoria» en zonas donde se produjo la represión franquista, como centros de detención o el muro del cementerio de Santa Isabel donde se fusiló a numerosos republicanos. EFE



7 Comentarios

  1. ¿Para todas las victimas de la guerra civil? ¿Solo para las de un bando?¿Pero que clase de película nos están contando? Un día nos contaran que los etarras eran unos idealistas equivocados que dieron su vida por la patria y los otros unos desalmados represores y nos lo creeremos.

  2. Ésto, ya aburre, hubo víctimas por ambos lados y siempre hablan de las mismas.
    Las víctimas del otro bando para ellos no existen.
    Cómo se ve que hay gente que vive de este tema.

  3. ¿Por qué limitarse a la G.C. y olvidar a las víctimas de los innumerables atropellos sufridos antes y después de ésta, durante siglos y siglos?. ¿Acaso no tienen el mismo derecho?.

    ¡Ah, que aunque sean innumerables las víctimas no son del bando de los que organizan esta movida…!

  4. Cómo vamos a olvidar las diferencias entre nosotros si contínuamente nos las recuerdan con cualquier excusa y consideran sólo víctimas a unas. Para ellos el resto no tienen la misma consideración aunque sufrieran los mismos desmanes de los ahora homenajeados.

  5. Y por si no fuera suficiente nos colocan un monumento que no hace más que evidenciar y recordar esa diferencia entre unas y otras víctimas.

    Esperamos que alguien investigue si el coste de la escultura ha sido sufragada por los propios organizadores o, como viene siendo habitual, también por los pagadores de impuestos cuyos familiares resultaron ser víctimas de aquéllos.

  6. Pero qué clase de dirigentes tenemos que lejos de gobernar para todos sólo lo hacen para contentar a los que están en su onda-ideología-partido.

Dejar respuesta