El Ayuntamiento de Vitoria ha adjudicado el contrato del servicio de limpieza pública urbana, recogida y transporte de residuos urbanos por un importe de 103,1 millones de euros a la UTE conformada por Cespa-Onaindia.

La junta de gobierno local ha adjudicado este martes el nuevo contrato de limpieza municipal para los próximos cuatro años tras un complicado concurso dilatado en el tiempo, plagado de recursos y tras uno anterior que el Ayuntamiento decidió dejar desierto.

La confirmación de la oferta de Cespa-Onaindia llega avalada por un informe de los servicios técnicos que la considera la más ventajosa, tanto por la calidad del servicio como desde el punto de vista económico.

Una vez que el Ayuntamiento notifique este acuerdo a las empresas que concurrieron, estas tiene un plazo de 15 días hábiles para interponer recursos.

Es previsible que estoocurra ya que la actual adjudicataria del servicio, FCC-Valoriza-Balgorza, anunció su intención de presentar recurso ante el Órgano de Recursos Contractuales de Euskadi (OARC) lo que puede dilatar más el proceso de adjudicación.

El nuevo contrato incorpora una serie de mejoras en los servicios a prestar entre las que destaca la instalación de 200 papeleras selectivas para que la ciudad disponga, en sus sitios más concurridos, de separación selectiva en las papeleras.

Asimismo, propone adaptaciones del servicio a un hipotético caso de emergencia, la obligación de incorporar contenedores de envases con llaves para grandes productores y exige también la accesibilidad universal de todos los contenedores de recogida, entre otras mejoras de servicio.

Además la empresa adjudicataria deberá realizar su trabajo con nuevos vehículos y contenedores, incrementará los servicios los fines de semana e instalará «chips» en los contenedores lo que abrirá la posibilidad de identificar y premiar fiscalmente a las personas que reciclan.

El concejal de Planificación y Gestión Ambiental, César Fernández de Landa, ha destacado las mejoras del nuevo contrato de limpieza que exige «nuevas inversiones al adjudicatario», mantiene «a todo el personal» de la actual plantilla y elimina la revisión de precios anual por lo que «el ayuntamiento abonará la misma cantidad» a la empresa adjudicataria durante los cuatro años. EFE


Compartir

2 Comentarios

  1. Una cuestion que el ciudadano no llega a entender es como es posible que el coste del servicio de limpieza en julio de 2015 estaba valorado en 23 millones anuales y en marzo de 2021 esta valorado en 103,1 millones (4 años) y no se contempla revision de precios anual {11 MILLONES DE EUROS MAS ANUALMENTE} reconociendo que se van a realizar menos servicios ya que estos se ofertan aparte. A MI QUE ME LO EXPLIQUEN! Esto huele a , Donde esta la oposicion para auditar y controlar esto? Porque esto se sufraga con dinero publico, verdad. Pregunta: Hablariamos de cohecho, prevaricacion, etc?. Siempre ha habido conflictos de interes politicos con el servicio de limpieza publica por el montante de dinero tan voluminoso que mueve, pero esto ya se lleva la palma. Seguiremos de cerca la adjudicacion por si se pudiera producir algun tipo de presunta corrupcion.

Dejar respuesta