La Catedral Nueva de Vitoria acoge el primer columbario de Álava que se abrirá a partir del próximo lunes con una capacidad para hasta 300 urnas.

El Obispado de Vitoria ha informado en una nota de prensa este jueves de que este columbario, donde habrá cavidades en paredes para colocar las urnas cinerarias, será bendecido por el obispo de la capital alavesa, Juan Carlos Elizalde, este domingo coincidiendo con la festividad de Todos los Santos.

El columbario se ha construido en la cripta del templo, en un lugar que originalmente se ideó hace más de un siglo para enterrar a los obispos de Vitoria que actualmente son depositados en la Catedral Vieja de Santa María.

Este espacio cuenta con 95 huecos para depositar las urnas, y cada uno de estos nichos pueden albergar 3 o 6 urnas por hueco, dependiendo del que se escoja, lo que habilita un espacio total de hasta 300 urnas.

Además se ha reservado un área comunitaria para depositar las cenizas de las personas que no puedan asumir el coste del alquiler, -por plazos de 30 años, prorrogables-, de estos huecos individuales. EFE


Compartir

1 Comentario

  1. Otra catedral que se apunta al carro. Hace como dos años, el párroco de la catedral de Santo Domingo de la Calzada, (pienso que con la connivencia del obispo) construyó un columbario dentro de la misma. El precio de cada nicho en alquiler es de 1.500 euros por unos años determinados, pero el señor párroco no emite recibo; entrega un justificante en el que dice que es un donativo a la catedral con el que te puedes desgravar a la hora de hacer la declaración de la renta, engañando así a Hacienda. No contentos con estar exentos de pagar impuestos, hacen negocios engañosos y empujan a los contribuyentes a defraudar. Recuerdo que hace unos años, el anterior párroco recriminó a los familiares de una joven fallecida, que la hubiesen incinerado (como ella pidió). Según él, La Iglesia Católica no permitía que se hiciera tal cosa. ¡Como cambian los tiempos! y cómo los adaptan a su conveniencia. No conozco los términos exactos que ofertan en nuestra catedral, pero además de parecerme bochornoso, me huela mal. Como esto tenga demanda (que la tendrá) dentro de poco, todas las iglesias de España, llenarán de columbarios hasta las sacristías, y poco después tendrán sus propias incineradoras.

Dejar respuesta