13 trabajadores de Ferrovial Servicios, contrata de la multinacional Michelin en la planta de Vitoria, han sido puestos en cuarentena tras haber mantenido un «contacto estrecho» con un empleado de la factoría hospitalizado por haber dado positivo en coronavirus, han informado a Efe fuentes sindicales.

Por el momento, son ese número de trabajadores de áreas de gestión y encargados, aunque se está a la espera de lo que decida el Servicio de Vigilancia de la Salud de Ferrovial Servicios, a cargo de Quirón Prevención, para conocer si se amplía la cuarentena a un mayor número de empleados.

El comité de trabajadores de Ferrovial ha informado a Efe que el próximo lunes se pondrá en contacto con Osalan, el Instituto de Seguridad y Salud del Gobierno Vasco, para que «vigile» por el buen cumplimiento de la normativa, ya que «solo han puesto en cuarentena al personal de oficina» cuando el trabajador positivo por coronavirus realiza tareas de encargado en el área de verificación de turismo y, por tanto, ha estado en contacto con el resto de operarios.

El presidente del comité de Ferrovial, Juan Ramón Vidal, ha explicado que «la gente tiene miedo y trabaja con mucha presión» y ha calificado de «error» el haber vuelto a trabajar «tan pronto con el elevado número de casos por la COVID-19 que hay» en Vitoria.

«La empresa cumple con el protocolo. Se nos toma la temperatura, tenemos mascarilla, pantalla y guantes, pero, ¿qué pasa con la gente que ha tenido contacto con el positivo?. ¿No sé nos aísla porque hemos estado a una distancia de 2 metros?», ha cuestionado.

Vidal ha expuesto que el encargado tiene contacto con varios trabajadores, ya que al coordinar el área «se recorre todo el pabellón» durante las 8 horas de jornada laboral.

Normalmente «tiene a 80 personas a su cargo, aunque esta semana ha estado entre el 20-30 % del personal y había unas 30 personas. Además, fue el encargado de repartir los equipos de protección individual a los trabajadores», ha remarcado.

Asimismo, ha desvelado que el pasado jueves una empleada tuvo fiebre, pero el viernes todo el equipo estuvo trabajando con normalidad «sin que mandaran a nadie para casa».

«Es una fábrica muy vieja de más de 50 años y es imposible mantener la distancia de 2 metros de seguridad, ya que hay mucho túnel y los pasos de peatones y viales son estrechos», ha lamentado Vidal, quien ha alertado de que la situación se puede agravar el próximo lunes con la vuelta al trabajo de «todo el personal».

«La próxima semana van a empezar a trabajar en parejas para cambiar moldes en una prensa en turismo por lo que es imposible mantener la distancia mínima con seguridad», ha apostillado.

Los sindicatos han cuestionado que la empresa pida ahora su «colaboración» cuando «unilateralmente» decidieron volver al trabajo el pasado martes «en contra» de su voluntad.

Ferrovial Servicios cuenta con unos 400 operarios que trabajan en Michelin en diversas labores de logística, metal y limpieza. EFE


Compartir

2 Comentarios

  1. Túneles y pasos estrechos?? Que se cree ese, que estamos en un búnker de la guerra civil? Las medidas que ha puesto la empresa son acertadas, y por encima de lo recomendado por las autoridades sanitarias. Pero el 80% o más nos corresponde a los currelas. El riesgo cero es imposible.

Dejar respuesta