vidrala beneficios

Vidrala, empresa de fabricación de envases de vidrio, prevé que su beneficio caiga en 2020 entre un 15 y un 25 % lastrado por la crisis del coronavirus, al tiempo que sus ventas se reducirán entre un 5 y un 10 % respecto al año anterior, según ha avanzado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

La compañía con sede en Llodio (Álava) ha remitido al supervisor bursátil una presentación que incluye una actualización de las previsiones de negocio y que se ha expuesto en la junta general de accionistas celebrada este jueves.

En ella desvela que los volúmenes de ventas durante el segundo trimestre disminuyeron aproximadamente un 15 %, «como se esperaba», pero la posición financiera de la compañía se mantiene sólida.

Además, mantiene su objetivo de reducir la deuda cerca de un 25 % interanual después de haber conseguido bajarla un 27 % a cierre de marzo, hasta 313 millones de euros.

La estimación de que el efectivo para el año fiscal 2020 después del gasto de capital excederá los pagos de dividendos le ayudará a seguir reduciendo su deuda, según explica.

No obstante, Vidrala reconoce que la incertidumbre es alta por la pandemia del coronavirus y un contexto macroeconómico débil, que recomiendan ser prudente a la hora de definir sus objetivos comerciales a medio plazo.

La presentación también repasa los beneficios de la compañía en los tres primeros meses del año, cuando ganó 29,8 millones, un 7 % más, después de que sus ventas crecieran un 1,4 %, hasta rozar los 244 millones.

Tras la junta, la empresa ha dado a conocer que dedicará la mayoría de sus beneficios del año pasado, de 144 millones de euros, a reservas (113 millones), dejando los otros 31 para dividendos.

Ya abonó en febrero de 2020 un dividendo a cuenta por importe de 0,8430 céntimos de euros brutos por acción (22,8 millones en total), y hoy se ha aprobado un dividendo complementario de 0,3209 euros brutos (8,6 millones en total) por acción que será satisfecho el día 14 de julio.

Además, la junta ha decidido aumentar el capital social -con un plazo de un año para ello-, mediante la emisión de nuevas acciones ordinarias de un euro con dos céntimos (1,02€) de valor nominal cada una, con cargo a reservas de libre disposición, para asignarlas gratuitamente a los accionistas de la sociedad, en la proporción de una acción nueva por cada veinte acciones existentes. En dinero, el capital social se ampliará en 1.380.419 euros.

Por último, se ha delegado en el Consejo de Administración por el plazo de cinco años la facultad de emitir obligaciones o bonos simples, y/o canjeables y/u otros valores de renta fija con el límite máximo de 1.500 millones de euros. EFE


Compartir

Dejar respuesta