Apicultores de Álava: Menos miel y más cara

Los bomberos de Vitoria tuvieron que actuar ayer en dos ocasiones por la presencia de abejas en la ciudad. En una de ellas con veneno.

A primera hora de la mañana, unas abejas salían de una canaleta en el tejado de Portal de Lasarte. Al no poder recuperarlas, se roció con veneno y se selló con poliuretano.

La otra actuación fue en Leonardo da Vinci. Había un enjambre en una empresa. Como tampoco podían recogerse por encontrarse dentro de la fachada, se informó a la empresa para desmontar partes de la fachada con la ayuda de un apicultor. No representaron riesgo alguno.



8 Comentarios

  1. Que profesionales tenemos en la city. Como dice el refrán ; zapatero a tus zapatos». A este paso nos quedaremos sin miel y comeremos 💩💩💩💩

  2. La miel sería el menor de los problemas, las abejas tienen una función más importante dentro de los ecosistemas, de todas formas si no existe forma de capturar a la reina para que el enjambre la siga, pocas opciones quedan para solucionar el problema.
    Los bomberos son profesionales que llaman a los apicultores y siguen los consejos de estos que para eso son los expertos.

  3. Igual lo suyo es que en la próxima intervención de los bomberos, nos acerquemos todo el comité de expertos del foro y les digamos cómo tienen que hacerlo. Jubilados y no jubilados.

  4. Las más peligrosas están en Madrid, en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo. Esas chupan todo lo que pueden, no producen absolutamente nada y siguen al pie de la letra lo que la reina, rey chulo en este caso, manda. Una, la más hooligan de todas, chilla, grita, insulta, gesticula y aplaude como una posesa estirando el dedo meñique dislocado de su mano izquierda como si de aguijón venenoso se tratara. Si te pica, date por jodido ¡Menudo enjambre!

Dejar respuesta