opinión

Opinión Norte Exprés

Hay un acontecimiento que invita al pesimismo con la anunciada huelga de basuras en Vitoria: que el alcalde se quitara ayer el marrón diciendo que su Consistorio no tiene nada que ver.

Pero hay uno que invita al optimismo: la presencia del lehendakari Urkullu y del presidente del PNV alavés, José Antonio Suso.

Solo ellos pueden sacar del problema al alcalde de la ciudad. Ya lo hicieron con los presupuestos hace pocas semanas, a pesar del ardid minoritario, y deben volver a coger las riendas para que la capital alavesa no se convierta en un estercolero.

«Por fa», dirijan ustedes dos las negociaciones del problema. Den luz, digan lo que hay que hacer.

Si esperamos al primer edil estamos acabados.


Compartir

Dejar respuesta