Se llama Victoria, y aunque nació en Valencia, es vitoriana de adopción. Vive en nuestra ciudad hace años y está empadronada en la capital alavesa.

Está atrapada en Nueva Zelanda, sin poder volver. Fue con una beca y allí sigue.

Nos llegan sus reflexiones gracias a un amigo de ella. Y nosotros hacemos la nuestra. El Gobierno debe ayudar a todos los españoles en dificultades en el extranjero. Que para eso están las embajadas.

Dice Victoria:

«Con cada vez menos posibilidades de salir del país para volver a España más de 150 personas, donde se encuentran mayores de 65 años, mujeres embarazadas y personas a las que se les acaba el visado y no pueden permanecer legalmente en el país.

A muchos de nosotros nos han cancelado los billetes de avión a última hora y las compañías aéreas no ofrecen solución.

Otros han comprado billetes subidos de precio y encima no les devuelven el dinero, y otros tienen el vuelo para dentro de bastantes días con la incertidumbre de la situación.

La gran preocupación es que aquí.

Están cerrando los hoteles y hospedajes, no tenemos sitio donde quedarnos, aparte de que se prevé el cierre completo de los vuelos internacionales sin saber cuándo podrán reanudarse.

Necesitamos que el Gobierno nos ofrezca una solución».


Compartir

2 Comentarios

Dejar respuesta