foto ajena a la información

No se rindió. La chica primero forcejeó con el ladrón, después le persiguió y pudo avisar a la Policía para recuperar su móvil.

Agentes de la Ertzaintza han detenido en Bilbao a un menor de 17 años por robar el móvil a una viandante.

El arrestado forcejeó con la víctima, que cayó al suelo, hasta que consiguió arrebatarle el teléfono.

Alrededor de las seis y cuarto de la tarde de ayer una chica que se encontraba en la calle Gordoniz, en la vía pública, fue abordada por un desconocido que trató de apoderarse del teléfono móvil que tenía, en ese momento, en sus manos.

A continuación, entre los dos se produjo un forcejeo que provocó que la joven cayera al suelo. Finalmente, el varón logró apropiarse del móvil y huyó del lugar en compañía de otras dos personas.

El autor del robo fue seguido por la víctima y su pareja, quienes habían dado aviso de lo sucedido a la Ertzaintza, facilitando tanto la descripción física del sospechoso como la dirección que había tomado.

Minutos más tarde, este menor fue interceptado por un agente de la Ertzaintza a la altura de la Alameda de Rekalde, donde se procedió a su arresto, una vez que se confirmó que era la persona que había sustraído el móvil.

El detenido, de 17 años y con antecedentes policiales, quedó en libertad y las diligencias policiales serán remitidas a la Fiscalía de Menores de Bilbao.



Dejar respuesta