multa dialogar

Foto de archivo. El confinamiento y las distintas fases de desescalada han servido para conocer un poco mejor a la Policía de Vitoria.

 

Primero fueron aplaudidos sistemáticamente por su esfuerzo, más tarde participaban en actos improvisados para felicitar cumpleaños o pedir los deberes a los niños a través de la megfonía. Y finalmente han sido juzgados por sus actuaciones.

 

En unos casos por tener poca mano dura, en otros por lo contario, y en ocasiones por la forma de dirigirse a los ciudadanos. Incluso el Ayuntamiento avisó a los agentes que no había que reciminar de malas formas.

 

Mensaje al Consistorio

En esta línea, un ciudadano se ha dirigido al Ayuntamiento a través del Buzón Municipal:

«Múlteme, con educacion y respeto», señala el arranque del escrito.

 

«Acabo de sufrir un trato humillante por parte de un agente de la policía local.

 

El agente tenía razón en su requerimiento, pero ha sido totalmente innenecesario el trato humillante y despectivo que he sufrido.

 

Podia haberme dicho lo mismo con educación y respecto. No se si es solo sensación mia, pero creo que cada día que oigo una de estas actuaciones, se alejan más de los ciudadanos y nos sentimos menos orgullosos de ellos«.


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta