Los bomberos sofocaron ayer el incendio de dos coches por un accidente de tráfico en la calle Zumabide.

El vehículo que generó el siniestro quedó totalmente calcinado.

El segundo, que se encontraba aparcado queda dañado. Los bomberos extinguieron el incendio, que estaba muy desarrollado, con agua y espuma. También quedaron afectados dos coches más.

También intervinieron ayer por el incendio de un contenedor de basura en la calle Bruno Villarreal, que quedó calcinado. Aunque la Ertzaintza recurrió a un extintor no consiguió apagar las llamas. Los bomberos lo extinguieron con agua y refrescaron un vehículo que quedó afectado por el fuego.


Compartir

Dejar respuesta