La Policía Local ha imputado un delito de tenencia ilícita de arma de fuego a un vitoriano que se dejó en la banqueta de un bar un pequeño bolso con una pistola en el interior. El camarero, alarmado cuando encontró el arma, avisó a los agentes que consiguieron localizar enseguida al propietario de esta pistola, ya que en el bolso también se había dejado la documentación.

Según recoge hoy algún medio podría tratarse de un arma de fogueo manipulada para poder disparar munición real, algo totalmente ilegal. El hombre imputado  tiene licencia de la Federación de Tiro Deportivo, pero carece de autorización para llevar otras  armas de fuego.


Compartir

Dejar respuesta