Un coro de Vitoria disputa un Concurso Nacional
foto ajena a la información

Las corales Maiora Canemus de Vitoria, Eskifaia Abesbatza de Hondarribia y Enchiriadis de Zaragoza se disputarán este sábado en Obanos el V Concurso Nacional de Música Medieval y Renacentista Arnotegui, un evento que crece en nivel y que se ha asentado como «apreciado y querido» por el público.

Lo han dicho los organizadores, representantes de la Fundación Misterio de Obanos, que han calificado esta como «una cita referente» para los grupos corales con repertorio de la época, que además se celebra en un icónico escenario como es esta localidad en pleno Camino de Santiago.

Con tres corales «de muy alto nivel», el jurado va a la par con la francesa Nicole Corti, el portugués Pedro Teixeira y el hispano-francés Albert Alcaraz, con el director de la Coral de Cámara de Pamplona, David Gálvez, como secretario.

En su intervención por separado a concurso las tres corales deberán interpretar la pieza «Ad mortem festinamus» del Llibre Vermell de Montserrat, y después cada una de ellas dedicará el resto de los 15 minutos de que dispone a ofrecer obras del repertorio medieval y renacentista, para la valoración y deliberación del jurado.

El concurso se enmarca en las actividades que lleva a cabo la Fundación Misterio de Obanos, fundada inicialmente para la conservación y puesta en escena de esta representación popular de un montaje teatral que reconstruye el Misterio de San Guillén y Santa Felicia, de gran éxito desde que se inició en 1965.

La implicación de todo un pueblo (son 400 los actores y actrices que aparecen) fue fortaleciendo un espectáculo declarado en 2001 «Fiesta de Interés Turístico Nacional» que ha tenido fases de menor y mayor continuidad en su celebración.

Con quince años ya en blanco, tras el trabajo de estos cuatro últimos años para adecuar el guión, la música y la escenografía, se esperaba que en este 2024 se retomaran las representaciones.

Sin embargo, la presidenta en funciones de la Fundación y alcaldesa de Obanos, Arantxa Hernández, ha lamentado la falta de presupuesto y, junto al resto de organizadores, ha señalado que en la aportación pública en los Presupuestos de Navarra la que ha impedido el relanzamiento de este evento que «forma parte de nuestra cultura e identidad».

El secretario de la Fundación, Julio Ayerra, ha confirmado que «la producción está lista para empezar si hubiera que empezar» pero «de una forma inexplicable» los presupuestos del Gobierno de Navarra no han consignado este año ninguna partida para este evento.

Con un coste de alrededor de 350.000 euros, sale adelante además de con ayudas públicas con la venta de entradas (6.000 espectadores en su última edición) y financiación privada.

El director teatral de la última puesta en escena del Misterio en 2008, Javier del Cura, ha confirmado que en los últimos cuatro años han trabajado «muy activamente» para retomar la representación, avalada desde 1965 por más de cien puestas en escena y que atesora unos 1.200 trajes que se guardan para ella. EFE



Dejar respuesta