(EFE).- La sección sindical de UGT en la planta de Michelin de Vitoria preguntará entre hoy y el viernes a sus afiliados si respaldan la posibilidad de firmar en solitario un convenio colectivo de eficacia limitada «después de año y medio de bloqueo» en las negociaciones.

UGT ha criticado en una nota que la mayoría sindical (CGT, ESK, ELA y LAB) «justifica su inmovilismo en un supuesto conflicto» y convoca «huelgas secundadas por apenas un 5 % de la plantilla y concentraciones con una irrisoria participación», ya que «apenas logra reunir más de 25 personas».

A su juicio, la actitud de la mayoría sindical ha generado «hartazgo» entre los 3.500 trabajadores de la planta de Vitoria porque «no comprenden por qué siguen sin convenio, cuando los compañeros de Lasarte-Oria, Aranda de Duero o Valladolid llevan ya medio año disfrutando» de nuevas condiciones laborales.

UGT desde hace «más de dos meses» está pidiendo que se consulte a la plantilla para conocer su «sentir mayoritario» y así «obrar en consecuencia».

Sin embargo, «la mayoría sindical ha bloqueado cualquier intento de consulta», con lo que queda «en evidencia su total alejamiento de la realidad y su miedo a enfrentarse a una plantilla que está aburrida del bloqueo».

Ante esta situación UGT ha decidido preguntar a sus afiliados sobre la posibilidad de firmar en solitario la oferta «última, final y definitiva» del convenio colectivo, que es «la misma que ha sido validada por los comités de los demás centros que tiene Michelin en España».

El sindicato ha hecho este anuncio un día después de que se conociera que la directora de la planta de Michelin en Aranda de Duero durante los últimos siete años, María Paz Robina, ha sido la elegida para sustituir al actual responsable de la factoría de Vitoria, Amadeo Álvarez, que se jubilará.


Compartir

Dejar respuesta