Todo sobre el lío del Congreso del PP en Vitoria

0
entreseccion_noticia

Casado respalda al PP vasco: «El PP no tiene razón de ser sin el PP vasco»

El presidente del PP, Pablo Casado, ha mostrado su respaldo al proyecto del partido en Euskadi al defender que «el PP no tiene razón de ser sin el PP vasco» y ha dado por «superado» el debate en torno a la foralidad porque ha dicho que es «plenamente constitucional».

Casado ha hecho esta reflexión en la clausura de la convención del PP vasco, que comenzó este viernes marcada por la polémica por el malestar que suscitó en dirigentes y militantes del partido en Euskadi las palabras de la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, quien criticó las posturas «tibias» del PP vasco hacia el nacionalismo en el pasado y el «perfil propio» que quieren marcar en Euskadi.

«Yo soy también del PP vasco, si no fuera por vosotros yo no estaría en política ni mucho menos sería presidente del partido. El PP no tiene explicación ni razón de ser sin el PP vasco», ha reivindicado Casado al inicio de su discurso, en el que ha defendido que en el conjunto del PP «la música suena igual y cuando a algún solista se le escapa una nota siempre hay un piano para intentar taparla».

La intervención de Casado ha estado precedida por la del líder del PP en Euskadi, Alfonso Alonso, quien ha dicho que «entre compañeros y amigos ni polémicas ni polémicos» y ha reclamado que «no haya ni una discusión más sobre esas cosas». «Nuestro presidente es un tipo estupendo que tenemos que llevar a la Moncloa y no tenemos tiempo para tonterías», ha zanjado.

Casado ha insistido en que el PP vasco es el «tuétano del PP», ha defendido la foralidad porque es «plenamente constitucional» y ha dicho que el debate en torno a esta cuestión está «plenamente superado».

Ha afirmado que el PP vasco «siempre ha tenido personalidad» y ha abogado por que el partido en Euskadi, al que ha dicho admirar, «irradie» esta personalidad y todo lo que hace al resto de España.

Casado se ha referido a las últimas elecciones generales, en las que el PP vasco no logró representación en el Congreso, y ha asegurado que si hubiese concurrido en coalición con Ciudadanos habría logrado escaño por Álava y por Bizkaia.

Por ello, ante la posibilidad de una repetición electoral ha señalado que «donde verdaderamente es útil esa suma» es donde «Vox y Ciudadanos no obtuvieron escaños porque esos votos se perdieron».

«Tengo claro quienes son nuestros adversarios y quieres deberían ser nuestros aliados. Tenemos que dar un mensaje de generosidad, aunque lo intenten pervertir», ha planteado Casado, quien ha asegurado que «no podría mirar a la cara a los concejales que tuvieron escolta» sin comprometerse a hacer «todo lo posible» para «recuperar el ritmo de España que la izquierda está poniendo en riego».

«Hay que unir para ganar, hay que ganar para gobernar y hay que gobernar para unir. O nos unimos los que tenemos las mismas ideas para España para ganar las elecciones o no gobernaremos. Y si no gobernamos no podremos coser todas las fracturas que vuelve a causar la izquierda», ha indicado.

Alonso, por su parte ha dejado claro que el objetivo fundamental de su formación es que Pablo Casado sea presidente del Gobierno central y ha subrayado que el líder nacional representa al PP vasco «con dignidad y con convicción».

Ha defendido que el «encaje de lo vasco en la Constitución es el mejor antídoto frente al nacionalismo» y se ha definido como «patriota vasco y patriota español», tras dejar claro que «nunca» será nacionalista porque esta ideología «está aplastando y empobreciendo al País Vasco». Asimismo, ha respaldado el Concierto Vasco porque «bien utilizado» contribuye a «hacer más fuerte a España».

Alonso ha hecho hincapié en que el PP vasco quiere seguir siendo un «punto de apoyo sin el que no se entiende el partido a nivel nacional» y se ha dirigido a Casado para transmitirle que «nunca va a encontrar a gente mas leal» que la que conforma el partido en Euskadi.

Además, ha recordado a los representantes del PP vasco asesinado por ETA, ha pedido que todas las sedes del partido en España coloquen una placa con sus nombres, y ha denunciado que no habrá libertad en Euskadi hasta que «uno no pueda mostrar su identidad como quiere e ir con la bandera española por la calle si que nadie le diga nada».

El presidente del PP alavés,Iñaki Oyarzabal, ha reivindicado la historia de «valentía y coraje» del partido en Euskadi frente a los que «incluso dentro del propio partido» dan «lecciones» y ha dicho que «a pesar de que estén calentando la convención días antes hoy el PP vasco está más unido que ayer».

El PP vasco reivindica su historia de «valentía» ante los que «dan lecciones»

Oyarzabal ha abierto la segunda y última jornada de la convención del PP vasco, que comenzó este viernes marcada por la polémica por el malestar que suscitó en dirigentes y militantes del partido en Euskadi las palabras de la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, quien criticó las posturas «tibias» del PP vasco hacia el nacionalismo en el pasado y el «perfil propio» que quieren marcar en Euskadi.

Este polémica también ha estado presente en las palabras del dirigente alavés, quien ha asegurado que «algunos» han estado «calentando» esta convención días antes de que comenzase.

Oyarzabal ha defendido las «raíces» del PP vasco con «orgullo» porque es una «historia de convicción y de amor a esta tierra».

«La del PP es una historia de valientes que reivindicamos ante algunos que nos dan lecciones y no hemos sabido nunca dónde estaban en los momentos mas difíciles. Es una historia de valentía y de coraje, de sangre sudor y lágrimas, que tenemos que recordar, incluso a algunos de nuestro propio partido», ha advertido.

Oyarzabal ha insistido en mostrar el compromiso del PP vasco con la «libertad y con España» que, según ha destacado, son los compromisos «de siempre» del partido en la defensa de la Constitución y de la foralidad vasca.

«Siempre defendimos los mismos compromisos y lo hicimos juntos en los peores momentos. Son los mismos que defendimos con Jaime Mayor Oreja, con Carlos Iturgaiz, con María San Gil, con Antonio Basagoiti, con Arantza Quiroga y hoy con Alfonso Alonso, los mismos de siempre, un proyecto de valentía y de coraje, que no contemporiza con los nacionalistas, que planta cara», ha hecho hincapié.

En este sentido, ha dejado claro que, «a pesar de que estén calentando la convención días antes, hoy el PP vasco está más unido que ayer» y permanece «detrás» de su presidente, Alfonso Alonso, al que se ha dirigido para decirle que los militantes están «muy orgullosos» de que dirija este partido y al que ha agradecido que dejase el Gobierno de España, donde fue ministro de Sanidad, para defender el proyecto del PP vasco en «primera línea».

En la segunda y última jornada de la convención, que será clausurada por el presidente del PP, Pablo Casado, también se presentan las ponencias más relevantes del encuentro, la política y la económica, cuyos contenidos ya se ha dado a conocer durante la semana.

Ambas, junto con las comunicaciones presentadas este viernes, marcarán el perfil propio con el que quiere trabajar el PP vasco durante los próximos años para tratar de recuperar el espacio electoral que, tal y como reconoce en su ponencia política, el proyecto constitucionalista está perdiendo en Euskadi.

Desde el «arraigo, la centralidad y la utilidad» el PP vasco buscará «crecer y fortalecerse», objetivo que asume que solo alcanzará si marca las «mismas distancias» con los partidos nacionalistas vascos y con las formaciones nacionales que «abrazan otro tipo de nacionalismo incompatible con la idea de España que subyace en la foralidad y en la Constitución».

Reivindica el «foralismo constitucional» que «une» a los vascos de los tres territorios entre sí y a Euskadi con el resto de España, la bajada de impuestos, y el «profundo significado político» de las víctimas del terrorismo al dejar claro que nunca abandonará la reivindicación de una memoria «digna» y de una «justa» reparación de los crímenes de ETA. EFE

Sémper pide a Álvarez de Toledo que rectifique sus «dolorosas» palabras

El presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, ha pedido a la portavoz de su partido en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, que «rectifique» sus palabras sobre el PP vasco porque es «profundamente doloroso» que se cuestione su trayectoria.

Álvarez de Toledo criticó este jueves las posturas «tibias» del PP vasco hacia el nacionalismo en el pasado para obtener mejores resultados electorales y criticó el «perfil propio» que quieren marcar los populares en Euskadi en defensa de la foralidad y el Concierto Económico.

«Cuestionar el compromiso del PP con la foralidad, con la España descentralizada y la España de las autonomías es desconocer la trayectoria del PP», ha remarcado Sémper en declaraciones a los medios de comunicación en Vitoria antes de comenzar la convención de los populares vascos que clausurará mañana sábado el presidente del partido, Pablo Casado.

«A nosotros nos ha costado carne, sudor y lágrimas defender la Constitución y una idea de la España plural en el País Vasco y probablemente mientras algunas caminaban cómodamente sobre mullidas moquetas nosotros nos jugábamos la vida defendiendo aquí la Constitución y la convivencia», ha subrayado.

Sémper, que también es el portavoz del PP en el Parlamento Vasco, se ha reafirmado en el compromiso «inquebrantable» de este partido con el hecho foral «como una herramienta de autogobierno» que es «el nexo de unión más fuerte que tiene Euskadi con el conjunto de España».

«Todo el mundo tiene perfecto derecho a equivocarse y por lo tanto también tiene la obligación de rectificar», ha dicho el dirigente popular, y ha añadido: «A mí me gustaría una rectificación».

Sémper no cree que las declaraciones de Álvarez de Toledo representen la postura de la dirección nacional del PP: «Creo que ella es dueña de sus palabras y se representa a sí misma porque lo que ha dicho va contra la Constitución, el Estatuto y la tradición del PP, que es netamente foralista».

El dirigente del PP vasco también se ha mostrado «harto» de la división permanente entre nacionalistas y no nacionalistas y entre ciudadanos de izquierda y derecha. «De una puñetera vez tenemos que romper en este país los bloques y las diferencias entre ciudadanos», ha dicho. EFE

Cuca Gamarra: El PP vasco ha sido fundamental para frenar al nacionalismo

La vicesecretaria general del PP, Cuca Gamarra, ha asegurado hoy que el PP de Euskadi ha sido «fundamental para derrotar al terrorismo de ETA y para ser el freno al nacionalismo».

Gamarra ha inaugurado este viernes la convención que celebran los populares vascos en Vitoria, que ha arrancado un día después del malestar causado por las palabras de la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, tras ser preguntada por el «perfil propio» del PP vasco.

«Si el perfil consiste en decir que la legitimidad de nuestro ordenamiento constitucional tiene zonas reservadas que se remiten a derechos históricos previos y no a la propia Constitución y a la soberanía común, me parecería un grave error», dijo la dirigente popular, que también criticó las posiciones «tibias» que, a su juicio, tuvo en el pasado el PP de Euskadi con el nacionalismo.

Sus palabras han sido censuradas por el presidente del PP de Euskadi, Alfonso Alonso, que además ha asegurado que la dirección nacional respalda a los populares vascos; y por su homólogo en Gipuzkoa, Borja Sémper, que le ha pedido que rectifique.

Aunque Gamarra no se ha referido a esta controversia de manera explícita, sí ha destacado el «capital político importantísimo» que es Alonso en el PP nacional y ha ensalzado el «papel fundamental» que han tenido los populares vascos para «frenar» al nacionalismo.

Ha recordado en este sentido que en 2009 el PP facilitó que el socialista Patxi López fuera lehendakari en un «ejercicio de generosidad, altura de miras y sentido de Estado» para que «el nacionalismo no siguiera en el poder y demostrar a los vascos que había otra manera de hacer las cosas».

También ha recordado el sufrimiento de los populares vascos debido al terrorismo: «Lo que ha ocurrido aquí a nivel político nos ha dado lo mejor de este partido. El PP se afianza sobre firmes principios que tienen sus raíces en este tierra, donde se ha luchado con la vida por algo tan sagrado como la libertad».

Gamarra se ha referido también a la situación política nacional y ha criticado que el presidente en funciones, Pedro Sánchez, no haya cumplido con el mandato que le dieron las urnas de conformar un gobierno por «su ambición personal».

Sánchez, ha dicho, ha «secuestrado la democracia» y los españoles son «rehenes de sus deseos» de repetir elecciones por «su ego y su ambición personal» y porque cree que tendrá un mejor resultado. «Quien antepone sus interesas personales a los de su país, no merece tener el honor de ser el presidente», ha añadido.

La portavoz del PP en Vitoria, Leticia Comerón, ha asegurado por su parte que el PP vasco siempre ha sentido la «cercanía y apoyo» de la dirección nacional y ha recalcado que los populares vascos siempre han «defendido la libertad, la foralidad y el Concierto Económico».

Al mismo tiempo -ha subrayado- el PP de Euskadi ha siempre ha «plantado cara al nacionalismo al más totalitario, al más agresivo, y hemos plantado cara al terror para defender nuestros principios y valores: la convivencia y la libertad».

«Somos la mejor referencia del constitucionalismo en Euskadi», ha rematado.

En la sesión de esta tarde de la convención, que cerrará mañana el presidente del PP, Pablo Casado, se han presentado seis comunicaciones sobre la postura del partido sobre igualdad, emprendimiento, «relato democrático», medio ambiente, demografía y educación. EFE

PP vasco defiende la «foralidad constitucional» que une a Euskadi y a España

El PP vasco defiende en la ponencia política que aprobará en la convención que comienza este viernes la «foralidad constitucional» que junto con el Concierto Económico «une» a los habitantes de los tres territorios vascos entre ellos y al conjunto de los vascos con el resto de España.

Esta es una de la principales reflexiones que se recogen en esta ponencia que el PP vasco aprobará este sábado, dos días después de que la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, tras ser preguntada por el «perfil propio» del PP vasco respondiese que si ese perfil consiste en decir que la legitimidad de ordenamiento constitucional «tiene zonas reservadas que se remiten a derechos históricos previos y no a la propia Constitución y a la soberanía común» le parecería «un grave error».

Tras la polémica suscitada, fuentes del entorno de Álvarez de Toledo han matizado a Efe que la portavoz no considera un error que los populares vascos defiendan los fueros, sino que el error «es adherirse a posiciones nacionalistas que consideran que la foralidad está por encima de la Constitución».

El PP vasco revindica en su ponencia política la foralidad dentro de la Constitución, del Concierto Económico, del autogobierno y de las instituciones territoriales vascas, asegura que lo hace «de la mano del PP nacional» desde su fundación y subraya que la defensa activa de la soberanía nacional va unida al reconocimiento de la «diversidad de los territorios de España».

En este sentido, defiende el Estatuto de Gernika como el «mejor freno» ante proyectos de «ruptura y división» promovidos por el «soberanismo y el independentismo» y hace hincapié en que respalda las «raíces» del País Vasco, que son «sinónimo de foralidad, historia y liberalismo», pero que partidos como el PNV «buscan vender como nacionalismo».

Deja claro por ello que defender la foralidad no supone «sucumbir» ante el nacionalismo e insiste en reivindicar su personalidad propia como partido al señalar que todas las formaciones la tienen: «la tiene el PP en Madrid, la tiene el PP en Galicia y la tiene el PP en el País Vasco».

Por el contrario, afirma que respaldar la «foralidad constitucional» es la mejor herramienta para desarrollar el potencial económico y político del País Vasco porque «una Euskadi fuerte significa una España fuerte» y porque esta foralidad une a alaveses, vizcaínos y gipuzcoanos entre sí y «al conjunto de vascos con el resto de España».

Los derechos históricos de los territorios vascos son por tanto para el PP vasco una «limitación del poder del Estado» y por esa razón constituyen «un reconocimiento de la soberanía de la nación que les otorga validez».

El PP vasco reconoce que el proyecto constitucionalista «está debilitado electoralmente» en Euskadi y opina que revertir esta situación depende «en exclusiva» de este partido. Advierte de que solo logrará «crecer y fortalecerse» si marca las «mismas distancias» con los partidos nacionalistas vascos y con las formaciones nacionales que «abrazan otro tipo de nacionalismo incompatible con la idea de España que subyace en la foralidad y en la Constitución».

«Solo lograremos crecer y fortalecernos si logramos avanzar identificándonos con una mayoría social que pide fomentar políticas de utilidad desde el respeto al arraigo que siempre hemos demostrado y que forma parte del ideario del PP vasco y por tanto de todo el PP», concluye el apartado en el que los populares abogan por el «arraigo, la centralidad y la utilidad» como claves para el desarrollo se su proyecto político.

En materia de memoria, el PP de Euskadi defiende el «profundo significado político» de las víctimas del terrorismo y deja claro que nunca abandonará la reivindicación de una memoria «digna» y de una «justa» reparación de los crímenes de ETA.

Denuncia que la izquierda abertzale esté «empeñada» en «exculpar» y «justificar» los atentados de ETA, rechaza la «equidistancia» y lamenta que «todas la fuerzas con representación en Euskadi, a excepción del PP hayan dado carta de validez democrática» a EH Bildu, única formación que a su juicio «justifica en España el asesinato selectivo de seres humanos».

Además, lamenta que «en muchos espacios» de la sociedad vasca y «ante la pasividad de las autoridades», aun «pervive una subcultura totalitaria» que para el PP «impide la verdadera libertad». Por todo ello, el partido rechaza los «intentos de blanqueamiento» de la historia de ETA y rinde homenaje a los cargos populares asesinados por ETA, cuyo recuerdo «alienta cada día» el compromiso político de este partido.

La convención será clausurada este sábado en un acto en el que intervendrá el líder del PP, Pablo Casado, y el presidente de la formación en Euskadi, Alfonso Alonso. EFE

Compartir

Dejar respuesta