Los embalses alaveses de Ullibarri y Urrunaga van a pasar de desembalsar al río Zadorra 75 metros cúbicos por segundo a 135 en las próximas horas lo que va a suponer un «incremento muy importante» del caudal que va a afectar a seis concejos de la cabecera de este río: Mendibil, Arroyabe, Urbina, Durana, Luko y Amarita.

El diputado general de Álava, Ramiro González, y el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, han comparecido en rueda de prensa para informar de este aumento del desembalse que la Confederación Hidrográfica del Ebro les ha trasladado que se va a llevar a cabo tras superarse el umbral de seguridad de 546,5 hectómetros cúbicos.

González ha precisado que la norma de explotación de estos embalses indica que una vez superado ese nivel hay que igualar entradas y salidas, es decir, desembalsar la misma cantidad de agua que entra.

Por ello y para tratar de evitar «situaciones peores», el embalse de Ullibarri va a pasar de desembalsar al Zadorra 60 metros cúbicos por segundo a 90 metros cúbicos y el de Urrunaga de los 15 metros cúbicos por segundo actuales va a pasar de «forma inmediata» a los 30 metros cúbicos y a lo largo de la tarde se incrementará a los 45.

«En conjunto se va a pasar de desembalsar 75 a 135 metros cúbicos por segundo. Si continúan las precipitaciones esto puede suponer un incremento muy importante del caudal que afectará fundamentalmente a la cabecera de los embalses», ha descrito González.

El diputado general ha asegurado que este hecho va a afectar a los seis citados concejos, todos pertenecientes al municipio de Arratzua-Ubarrundia menos Amarita que está dentro del de Vitoria.

«A peor»

A sus habitantes se les ha pedido precaución y se les ha ofrecido los servicios habitacionales que el consistorio de la capital ha habilitado para hacer frente a esta situación de emergencia causada por las persistentes lluvias que ha provocado que Euskadi esté en alerta naranja.

El alcalde de Vitoria ha explicado por su parte que el río Zadorra a su paso por Vitoria se va a ver afectado también por el incremento del desembalse, que prácticamente se va a duplicar, aunque también habrá que estar pendiente de las lluvias.

En este sentido ha asegurado que si se cumplen las previsiones para las próximas horas que indican menos lluvias se podría «llegar a compensar» el incremento del agua desembalsada. Si no se cumplieran, la situación «podría ir a peor», ha dicho.

«No podemos dar certezas en este momento», ha remarcado González, quien ha llamado a la precaución en previsión de que el mayor desembalse unido al incremento de las precipitaciones puedan generar «situaciones más complicadas».

MAS AGUA QUE EL CONSUMO DE 1 AÑO

González ha reconocido que las lluvias caídas en los últimos días solo son comparables con lo sucedido en 2003 y Urtaran ha indicado que en los últimos 12 días los pantanos de Ullibarri y Urrunaga han recibido tanta agua como la que consumen Vitoria y Bilbao en un año.

El diputado general alavés también ha explicado que las precipitaciones acumuladas entre el 29 y 30 de noviembre fueron muy superiores a las esperadas, lo que unido a la importante cantidad de agua que ya llevaba el Zadorra han hecho que no se pudiera empezar a desembalsar hasta el pasado 6 de diciembre.

Preguntados por si esperar tanto ha sido adecuado, González ha asegurado que lo importante ahora es hacer frente la situación actual y que «tiempo habrá » de ver si las decisiones se han tomado adecuadamente mientras que Urtaran ha añadido que las compuertas se han abierto «cuando ha llegado el momento».

El diputado general ha aprovechado la rueda de prensa para informar asimismo de la suspensión del deporte escolar este fin de semana en el territorio. EFE

Noticia 11 horas: Calculan desbordamientos 1 día más ¡Ojo a las 19 horas!

El vicelehendakari y consejero de Seguridad del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha hecho un llamamiento a mantener la alerta y la tensión ante el temporal de lluvias en Euskadi, ya que, a pesar de la «relativa calma» que se vive esta mañana, se prevé que se mantengan las dificultades con desbordamientos de ríos en las próximas 24 horas.

Antes de presidir a partir de las 10 de esta mañana en Bilbao una nueva reunión de la mesa de crisis, Erkoreka ha hecho hincapié en que el episodio de lluvias intensas no ha finalizado, a pesar de que el nivel de precipitaciones esta mañana es notablemente inferior al de ayer y los días anteriores.

OJO ESTA TARDE:

En declaraciones a Radio Euskadi, ha remarcado que a partir de las siete o las ocho de la tarde entrará un frente cálido con precipitaciones importantes de entre 20 y 30 litros que durará unas seis horas, probablemente no tan intensas como ayer.

Sin embargo, dado que los cauces de los ríos están muy altos, «no hace falta tanta precipitación para que se desborden», por lo que son «más vulnerables».

Uno de los «puntos más delicados» es el cauce del río Zadorra. La carretera N-622, en los enlaces con la A-1 en Vitoria, está cortada en las dos direcciones por el desbordamiento de su cauce, y hay un corte en la autopista AP 68 a la altura de Orozko en sentido Vitoria-Gasteiz, por lo que se ha desviado el tráfico por la Bizkaia 625 hasta la apertura de un carril.

«Estamos intentando gestionar esta situación, pero con las precipitaciones tan intensas y persistentes de ayer la cantidad de agua es inmensa y ha gestión plantea dificultades», ha señalado el vicelehendakari.

250 INCIDENTES

La pasada noche ha sido «complicada» en Euskadi, con unas 250 incidentes provocados por el temporal de lluvia y carreteras interrumpidas en muchos lugares por balsas de agua y desprendimientos.

El desbordamiento del rio Deba, en Gipuzkoa, mantiene cerrados los accesos al Hospital de Mendaro, donde los bomberos están prestando ayuda para trasladar al centro a personal y material sanitarios.

Erkoreka ha pedido que quienes tengan citas médicas en este hospital se abstengan de intentar llegar a sus instalaciones, y ha señalado que las urgencias pueden ser atendidas en cualquier otro centro sanitario del territorio. EFE



1 Comentario

  1. Bueno, a parte de la mala suerte por el tiempo, en el caso de ciertas zonas de Vitoria por culpa de las precipitaciones, se crean charcas en las calles, cosa que lleva pasando años y años. Pero como Gorka Urtaran se gasta millones en chorradas en vez en mejorar la vida de los ciudadanos, pues pasa lo que pasa, que los problemas existentes siguen estando y los que no había los han creado por una mala actuación con las obras del BEI. Por favor aplausos para este alcalde, se merece todo lo que tiene. Perdón por el chiste, se merece ser destituido del puesto, y no por esto último, si no por todo lo que arrastra.

Dejar respuesta