tubacex

EFE).- La concentración ante el Parlamento Vasco que desde primera hora de este viernes protagonizan cientos de trabajadores de Tubacex en protesta por los despidos en la empresa ha derivado en momentos de tensión con agentes de la Ertzaintza, que han llegado incluso a propinar algún porrazo.

La Cámara acoge este viernes un pleno de control en el que la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, responderá a una pregunta sobre la situación de esta empresa.

Con motivo de esta comparecencia los trabajadores de las plantas alavesas de Tubacex de Amurrio y Llodio se han concentrado en el acceso al Parlamento después de que un grupo de unos 70 empleados haya llegado andando a Vitoria desde el Valle de Ayala y otro más numeroso lo haya hecho en autobús.

En torno a las 9.15 horas los integrantes del comité de empresa se han dispuesto a acceder a la Cámara para seguir el pleno invitados por EH Bildu, pero los agentes antidisturbios de la Ertzaintza se lo han impedido, lo que ha derivado en empujones, forcejeos y porrazos.

Tras varios minutos de tensión los parlamentarios Mikel Otero e Iker Casanova (EH Bildu) e Iñigo Martínez (Elkarrekin Podemos-IU) han explicado a los ertzainas que los miembros de comité estaban en la lista de invitados para seguir en pleno desde el interior del edificio.

Finalmente los representantes de los trabajadores han accedido a la sede de la institución, donde tienen previsto ofrecer una rueda de prensa tras la intervención de la consejera, y sus compañeros han continuado con la concentración en el exterior del recinto.

Sin embargo, la entrada del comité de empresa no ha puesto fin a la tensión entre manifestantes y policías, y en varios momentos se han producido pequeños forcejeos y empujones hasta que a las 10.15 horas los trabajadores han dado por concluida la movilización.

Durante el tiempo que ha durado la concentración se ha interrumpido el tráfico de vehículos y del tranvía en este punto, aunque para las 10.30 horas ya se había restablecido.

Este viernes se cumplen 65 días desde el inicio de la huelga en protesta por el ERE que supondrá la desaparición de 124 empleos en las dos plantas alavesas de Tubacex: 95 despidos, que se hicieron efectivos ayer, 22 bajas incentivadas y 12 prejubilaciones.

Esta no es la primera ocasión en que las protestas de estos trabajadores derivan en enfrentamientos con la policía. Los episodios más graves tuvieron lugar el 23 de febrero, cuando una la protesta en la entrada de la fábrica de Llodio terminó con 3 detenidos y 13 ertzainas contusionados, y el 25 de marzo, cuando varios manifestantes fueron identificados tras lanzar objetos a los ertzainas, que respondieron con cargas. EFE


Compartir

2 Comentarios

  1. El gova, como la iglesia nacionalcatólica, practica aquello de «a dios rogando y con el mazo dando». Ruega por los tercermundistas que están allá y los que han llegado acá, pero atiza a los primermundistas vengan de donde vengan, en este caso de amurrio. Lo tienen merecido por privilegiados, que se quejan de vicio.

Dejar respuesta