(Norte Exprés y EFE).- Las lluvias registradas en las últimas horas han subido hasta el nivel naranja el río Oria en Alegia y han elevado los cauces del Deba, Urola y Urumea en varios puntos de Gipuzkoa, aunque por el momento no se han registrado desbordamientos, ha informado el Departamento de Seguridad.

Esos sí, las salidas de los bomberos están siendo continuas sobre todo en Bizkaia, por el fuerte viento que acompaña a la lluvia y que genera problemas de caídas o soportes con peligro en fachadas de las casas.

El Gobierno Vasco mantiene para hoy el aviso naranja por lluvias, que han alcanzado a media tarde los 93 litros por metro cuadrado en Ameraun y los 91 en Arrasate, ambos en Gipuzkoa, según ha informado Euskalmet.

El Plan Especial de Emergencias se mantiene activado por riesgo de inundaciones en fase de alerta y se hace un seguimiento intensivo de las cuencas más sensibles de los ríos.

Las precipitaciones han originado la presencia en las carreteras de balsas de agua de forma generalizada y pequeños desprendimientos en Bizkaia y Gipuzkoa, sin que por el momento hayan tenido consecuencias de importancia.

En la red viaria vizcaína, únicamente se encuentra cerrada al tráfico la BI3342, a la altura de Berriz, en los dos sentidos por desprendimiento.

En lo referente a la nieve, que mantiene en aviso amarillo al interior de la comunidad autónoma vasca, el único punto de la red principal en el que se registran problemas es la carretera AP-68, que une Vitoria y Bilbao, a la altura de Altube, en Álava.

En la red secundaria, la nieve ha obligado a cerrar el puerto de Opakua y es necesario el uso de cadenas para turismos en el de Herrera, que está cerrado al paso de camiones, al igual que Aiurdin, todos ellos en Álava.

El viento ha alcanzado los 107 kilómetros por hora en Cerroja, en el interior de Bizkaia, y los 100 en el cabo de Higer, en Hondarribia



Dejar respuesta