reforma plaza santa barbara

El mercado ambulante de la plaza de Santa Bárbara de Vitoria retomará su actividad el próximo jueves, ha informado este domingo el Ayuntamiento de la capital alavesa.

La consejera de Seguridad del Gobierno Vasco, Estefanía Beltrán de Heredia, anunció ayer que se modificará la orden sobre mercados y ferias tradicionales, que podrán volver a celebrarse a partir de la semana próxima.

El Ayuntamiento ha reiterado que el mercado se celebrará respetando todas las indicaciones sobre el mantenimiento de distancias de seguridad y medidas de protección e higiene para impedir la transmisión de la COVID-19. EFE

 

Información previa:Piden ayuda para vender espárragos, alcachofas… ¡Cierra Santa Bárbara!

El Gobierno Vasco prohíbe desde este miércoles y hasta que termine el estado de alarma por la pandemia de COVID-19 la celebración de mercados y ferias tradicionales de venta directa de alimentos y productos agrícolas y ganaderos.

Por ejemplo, el mercado de venta ambulante de la plaza de Santa Bárbara que tradicionalmente se celebra los jueves y sábados.
Y varios productores están lanzando mensajes por intenet para vender sus productos. Espárragos, alcachofas y manzanas, fundamentalmente.
«Ayudarme a sacar el género y pode seguir trabajando. Estamos dispuestos a repartirlo a vuestras casas».
Lo que ha suscitado críticas de algunos afectados: » La medida es ridícula, hay más orden en este mercado que en cualquier gran superficie. Nos han hecho polvo a los compradores pero y .a los productores? Medida estúpida».

El Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) publica hoy una orden de la consejera de Salud, Nekane Murga, que determina esta suspensión temporal y regula las condiciones en las que volverán a celebrarse estos mercados una vez que se dé por finalizado el estado de alarma y hasta que Salud considere que la situación se ha normalizado.En ese lapso de tiempo los puestos de venta deberán guardar entre ellos una distancia mínima de 6 metros, que podrán reducirse a 4 en la zona lateral. Dentro de un mismo puesto los vendedores deberán mantenerse al menos a 2 metros de distancia y si esto no es posible, solo podrá haber persona.

Los puestos deberán poner a disposición de la clientela guantes desechables y dispensadores de gel desinfectante, que serán tanto para vendedores como para clientes. Estos últimos deberán guardar una distancia mínima de 2 metros con el resto de compradores.

Las policías locales se encargarán de que se respeten estas indicaciones y de regular el acceso al mercado si fuese necesario para evitar aglomeraciones.

La orden de la consejera también regula la venta ambulante mediante vehículos-tienda, un «verdadero servicio público» en zonas rurales sin «establecimientos comerciales permanentes suficientes» que garanticen un «adecuado abastecimiento» de bienes de primera necesidad.

En este caso cada ayuntamiento decidirá si emite un «certificado habilitante» durante el tiempo que se prolongue el estado de alarma a quienes ya ejercieran previamente esta actividad, que en todo caso estará limitada al horario comprendido entre las 8:00 y las 15:00 horas.

Durante la venta ambulante solo habrá una persona por vehículo y deberá ir provista de guantes, mascarilla y gel desinfectante.

El BOPV publica también hoy otra orden de la consejera de Salud en la que se autoriza la contratación de estudiantes de medicina y enfermería de último año, médicos y auxiliares de enfermería recién titulados y especialistas graduados fuera de la Unión Europea.

En el caso de los recién titulados y de los graduados en el extranjero la duración del contrato será de tres meses prorrogables siempre que persista la crisis sanitaria; mientras que los que los estudiantes -que estarán bajo supervisión de un profesional sanitario- tendrán contratos prorrogables de un mes.

Esta orden también regula la reincorporación voluntaria a sus puestos de los liberados sindicales para reforzar la atención sanitaria durante la pandemia de COVID-19. Estos delegados volverán a estar liberados cuando concluya la pandemia o antes si así lo deciden. EFE


Compartir

3 Comentarios

  1. Una vez más, los políticos crean normativas a su medida para salvar sus propias responsabilidades en el futuro, en vez de establecer medidas prácticas y razonables. En lo que se refiere al mercado de Santa Bárbara:
    a) Los vendedores no tienen por qué guardar 2 metros entre ellos porque son del mismo grupo o familia.
    b) El uso de guantes en los vendedores parece imprescindible. No así en los compradores, que no tocan -ni deben hacerlo nunca- el producto, sino que lo ponen directamente en su bolsa desde las manos del vendedor. El gel desinfectante, por supuesto, también es innecesario, sobre todo en los compradores.
    c) Para una venta segura bastaría con establecer puertos de entrada al puesto, como en los supermercados a las cajas, por medio de barreras metálicas que formen pasillos de 1 metro de anchura; tantos pasillos como vendedores tenga el puesto. Los compradores irían entrando en su puesto de compra de acuerdo con el número en su poder, y podrían esperar en fila o donde quieran, siempre separados por la distancia de seguridad controlada por los agentes de la Policía municipal. Como mucho sería necesario proveer a los vendedores de un megáfono, por si hay algún sordo entre los compradores.
    Pero allá ustedes, por supuesto.

Dejar respuesta