ludopatía tragaperras salón de juegos
entreseccion_noticia

El Gobierno Vasco ha decidido suspender la concesión de permisos para la instalación y funcionamiento de nuevos locales de juego en la comunidad autónoma hasta que revise el actual Reglamento General del Juego, un proceso que podría alargarse nueve meses.

El Consejo del Gobierno Vasco ha adoptado esta decisión que, además, impedirá las reformas en los actuales locales que supongan ampliar su superficie e impedirá también la concesión de nuevos permisos de explotación de máquinas de juego.

Esta medida no afecta a los siete locales, cinco salones de juego y dos bingos, que a día de hoy ya cuentan con la autorización pertinente y que podrían abrir próximamente. En la actualidad en el País Vasco hay en funcionamiento 205 salones de juego, 34 casas de apuestas, 14 bingos y 2 casinos.

La consejera de Seguridad del Ejecutivo autonómico, Estefanía Beltrán de Heredia, ha explicado que el objetivo de la revisión del reglamento es «reducir los riesgos de un uso inadecuado del juego y evitar, en la medida de lo posible, problemáticas de adicción entre los jóvenes».

En concreto, se analizará la mejora de los controles de acceso a los locales de juego, se revisará la distancia entre estos locales y los centros educativos, y se tratará de mejorar la coordinación entre las administraciones públicas a la hora de proteger a los colectivos más vulnerables, entre otros aspectos.

El Gobierno Vasco ha acordado iniciar ahora el procedimiento para la revisión de la planificación del juego en Euskadi, que se fundamentará en los estudios elaborados por el Observatorio Vasco del Juego y en a Ley de Atención Integral de Adicciones y Drogodependencias y en el VII Plan de Adicciones de Euskadi 2017-2021.

En el proceso de revisión de la planificación se dará audiencia pública y se recabará el informe de la Comisión Técnica Asesora de Juego y del Consejo Vasco de Juego.

La revisión de la planificación del juego resultante deberá ser aprobada por el Consejo de Gobierno en el plazo de nueve meses contados a partir de la publicación del acuerdo de este martes en el Boletín Oficial del País Vasco, sin perjuicio de que si fuera preciso por razones de interés público este plazo se pudiera ampliar.

Este mismo mes, el Gobierno de Baleares también decidió suspender la autorización de nuevos salones de juego en las islas durante los próximos dos años mientras pone en marcha un plan para racionalizar la oferta de establecimientos de máquinas tragaperras y apuestas.

En noviembre del año pasado, la Comunidad de Madrid suspendió temporalmente la concesión de nuevas autorizaciones de apertura de establecimientos de juegos colectivos de dinero y azar, salones de juego y locales específicos de apuestas.

A nivel local, el Ayuntamiento de Pamplona, también en noviembre de 2019, acordó suspender las licencias de obras y de apertura para casas de apuestas, salones de juego y bingos por un periodo máximo de doce meses, una medida que en términos parecidos adoptó el Consistorio de Barcelona un mes antes. EFE


Compartir

1 Comentario

  1. Para quien quiera jugar ,con los que hay les sobra. Los dueños de los que ya están abiertos, se estarán frotando las manos. A menos competencia: más ganancia.

Dejar respuesta