El nuevo entrenador del Bitci Baskonia, Neven Spahija, indicó que “no se pueden hacer cosas sin paciencia”, aunque admitió que “la paciencia no es para siempre”.

El técnico croata fue presentado este martes horas antes de afrontar de su primer partido, ante el Estrella Roja, en la segunda etapa como responsable del banquillo azulgrana y confesó que cuando se marchó en 2008 lo hizo “con la puerta abierta” y la idea de volver algún día.

“Estoy muy contento de ser entrenador de un equipo grande”, comentó en su puesta de largo y añadió que “fue una decisión rápida”, pues se encontraba sin equipo desde el mes de abril. “Estoy muy feliz de estar aquí y tengo ganas de cambiar algo”, añadió.

Reconoció que desde que estuvo en Vitoria hace 13 años “el baloncesto ha cambiado mucho”, pero siempre ha estado dentro trabajando.

“No se entrena como antes, no se juega como antes y los sistemas son distintos”, manifestó Neven Spahija, que afirmó que es “mucho mejor persona y entrenador, aunque eso no garantiza nada”.

“Creo que podemos hacerlo mejor, pero no puedo hacerlo solo. Esto es un trabajo de club y de entrenadores. Necesitamos juntarnos y luchar”, reclamó el técnico azulgrana, que reconoció que el Baskonia “ha mejorado y ha cambiado mucho”.

A pesar de todo, Neven Spahija no se atrevió a hacer un diagnóstico del equipo del que se hará cargo desde este martes y pidió unos días para poder responder a preguntas sobre jugadores concretos y sobre el juego del equipo.

Reconoció que “es una situación difícil”, pero dijo que apoyará a su plantilla antes del encuentro ante el Estrella Roja, “un equipo duro y muy bueno”, que no depende solo de un jugador y que juega mejor en defensa que en ataque.

Se definió como “un entrenador que quiere jugar en cancha abierta” y confesó que no se siente cómodo en el cinco contra cinco.

Spahija llega a Vitoria sin ayudantes porque confía en el cuerpo técnico del club. “En Baskonia saben mucho de baloncesto y tienen conocimiento”, señaló.

El nuevo entrenador del Baskonia estuvo acompañado por el director deportivo, Félix Fernández, que apeló a la unidad para revertir la situación. “Tenemos que intentar conseguir ese cambio todos juntos: jugadores, entrenador y afición”, opinó el portavoz azulgrana.

“Confiamos en los jugadores y así se lo transmitimos. Todos quieren competir y ganar y vamos a dar un paso adelante”, prometió. EFE

Spahija, protagonista en el duelo entre Baskonia y Estrella Roja

El nuevo entrenador del Bitci Baskonia, Neven Spahija, será el protagonista del duelo entre los azulgranas y el Estrella Roja que se celebrará en el Fernando Buesa Arena, donde el técnico croata dirigió su último partido al conjunto vitoriano en la final que les dio su segundo título de Liga ACB.

El nuevo preparador baskonista afrontará este duelo con solo un entrenamiento y con la intención de darle la vuelta cuanto antes a una racha de resultados que ha colocado a los vascos en la zona baja de la tabla europea con un tres triunfos y seis derrotas.

Alec Peters y Sander Raieste causarán baja en este duelo que marcará el inicio de la segunda etapa de Neven Spahija en Vitoria.

Enfrente aguarda un Estrella Roja que ha reaccionado en las dos últimas jornadas con dos triunfos y le ha dado la vuelta a una mala tendencia de cuatro derrotas consecutivas.

Nikola Kalinic y Nate Wolters lideran el plantel dirigido por el montenegrino Dejan Radonjic, que recientemente ha incorporado a Stefan Markovic en el puesto de base, quien debutó el domingo en la Liga Adriática en el derbi ante el Partizan, que se llevó el Estrella Roja en el último cuarto.

En este duelo no jugó Stefan Lazarevic, que es duda para saltar a la cancha de un Buesa Arena, preparado para iniciar una semana trepidante con tres partidos importantes que podrían marcar la reacción del Baskonia.

Todo apunta a que dará poco tiempo a ver nuevas tácticas en la cancha baskonista, pero seguramente que el reparto de roles y minutos podrían variar en este primer partido del técnico balcánico.

Tras la derrota en Gran Canaria, el Baskonia acumula ocho partidos perdidos de los diez últimos disputados. El último triunfo en Euroliga tuvo lugar el pasado 22 de octubre ante el Mónaco, en la quinta jornada de la competición continental.

Serbios y vascos mantienen una igualdad máxima en sus enfrentamientos históricos. Cada equipo ha vencido en seis ocasiones, tres en casa y tres fuera, en los doce duelos que han disputado entre ambos. EFE



Dejar respuesta