Un visitante recibió una multa y la visita de la grúa en Vitoria hace unos días por el aparcamiento de su vehículo. Incluso incorpora una fotografía de la calle donde se llevó a cabo. Y parece que hay pocas dudas de la correcta sanción. Sin embargo, el afectado no piensa así. Quiere presentar una reclamación y ya adelanta sus argumentos.

Ha elaborado un escrito enviado al Ayuntamiento y cuenta que aparcó su coche a las 12.15 horas y no volvió a recogerlo hasta las 7 de la tarde. La grúa se lo llevó hacia las 12.30 horas.

«Sin darme cuenta, cuando me fijé bien, resulta que había placas que ponía bomberos. Yo no la vi porque está casi invisible con los árboles», relata en el Buzón Municipal. Señala asimismo que no hay pintura amarilla en el suelo.

Tras pagar 148 euros de multa para sacarlo del depósito de vehículos le dijeron que la multa le llegará a casa. «Soy de Bilbao», desvela, a la vez que asegura a continuación en su escrito que «tampoco el coche provocaba algún obstáculo».

Queremos pensar que los argumentos son 4: no lo vi, árboles, no obstaculizar  y pintura amarilla. Aunque el lugar de nacimiento se intercale en sus explicaciones. ¿Quinto?

Finalmente reclama al Ayuntamiento de Vitoria que le explique cómo presentar una «reclamación». Y el Consistorio alavés se lo explica al detalle:

«Tiene que presentar una solicitud exponiendo su reclamación. Para ello el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz tiene habilitados los siguientes canales de recepción de documentación:

– Registro electrónico, en la web municipal.

– De manera presencial en alguna de las oficinas de atención ciudadana.

La ciudadanía también puede enviar documentación al Consistorio:

– mediante correo postal, dirigido al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, en plaza España, 1 – 01001 Vitoria-Gasteiz.

– En los registros de cualquier órgano administrativo, que pertenezca a la Administración General del Estado o a cualquier administración de las Comunidades Autónomas.

Esperamos que sea de utilidad esta información», concluye.



6 Comentarios

  1. Solo le faltado decir que el no es de Bilbao, Bilbao es suyo jejejejjejejejejejej poca multa me parece por haber puesto en riesgo un bloque de viviendas

  2. Es un buen titular aunque no creo que sea importante salvo para los periodistas el tema sería : aparcado a las 12 y cuarto estaba mal aparcado se lo llevan a las 12:30 la Policía Municipal en su buen hacer como es de costumbre en ellos, ojalá aplicasen esa diligencia para ayudar a la ciudadanía.
    Hay que trabajar en enseñar a la Policía Municipal empatizar con los ciudadanos.
    En Vitoria que hacer una labor muy importante con la Policía Municipal.

  3. Lo q tenían que hacer los municipales es controlar más la delincuencia y a los kinkis de esta ciudad, en vez de dedicarse a multarnos

  4. A ver, como dijo un ciego y nunca vió. Alegar ser de Bilbao o de Beluchistán es tan libre como inútil. Es un intento desesperado de justificar un «error no subsanable» ante un ayunta que justifica siempre sus errores porque son subsanables y punto. Un Ayunta que se va a forrar con multas a los de Bilbao y a los de Beluchistán en cuanto caigan en las trampas para automovilistas que ha sembrado por toda la flowerpower city.

  5. Primero, que no hace falta que haya tanto señalización vertical como horizontal. Con una de las dos basta para advertir de una prohibición (o de un ceda, o de lo que sea). Eso lo sabe cualquiera que tenga el carnet.
    Segundo, que en ese lugar esta prohibido PARAR y estacionar. Es decir, que ni un par de minutos con el conductor dentro se puede estar. Por lo tanto, no es exagerado que se lo hayan llevado cuando tan solo habían trascurrido quince minutos.
    Por último, el coche sí que puede provocar un obstáculo en caso de que tengan que acceder los bomberos por dicho sitio. Incluso le puede llegar a costar la vida a alguien. Seguramente serán contadas las veces que hayan tenido que acceder por ahí, pero si en caso de una emergencia hay que buscar al dueño o esperar a que venga una grúa, el tiempo perdido puede ser vital.
    Vamos, que esto es lo que ocurre cuando te crees más listo que los demás. Ahora a llorar a la llorería.

Dejar respuesta