Según la Ley Electoral, la presidencia y las vocalías de cada mesa son designadas por sorteo público entre la totalidad de las personas incluidas en la lista de electores que sepan leer y escribir y sean menores de 70 años, si bien a partir de los 65 años podrán manifestar su renuncia en el plazo de siete días.

Además, la persona titular de la presidencia debe tener el título de Bachiller o el de Formación Profesional de Segundo Grado, o subsidiariamente el de Graduado Escolar o equivalente.

Pueden ser dispensados de estas designaciones los enfermos y hospitalizados, las embarazadas a partir del sexto mes y las mujeres de baja maternal o que estén dado pecho, entre otros casos.

El resto de personas elegidas por los sorteos tienen la obligación de acudir el 25 de septiembre a las ocho de la mañana para constituir las mesas, que estarán formadas por un presidente y dos vocales.

No acudir a esta cita sin causa justificada puede suponer una pena de prisión o multa.

No obstante, una vez que se comuniquen las designaciones, los afectados disponen de un plazo de siete días para alegar ante la junta electoral de zona la causa justificada y documentada que les impida, en su caso, la aceptación del cargo.

La junta resolverá estos recursos en el plazo de cinco días, y comunicará en su caso la sustitución producida a la persona suplente primera.

Si posteriormente cualquiera de los designados estuviera en imposibilidad de acudir al desempeño de su cargo, deberá comunicarlo a la Junta de Zona al menos 72 horas antes del acto al que debiera concurrir, aportando las justificaciones pertinentes.

Si el impedimento sobreviniera después de ese plazo, el aviso a la Junta habrá de realizarse de manera inmediata y, en todo caso, antes de la hora de la constitución de la Mesa.

En tales casos, la Junta comunicará la sustitución al correspondiente suplente, si hubiera tiempo para hacerlo, y procederá a nombrar a otro si fuera preciso.

Los miembros de la mesa percibirán una dieta de 75 euros, se encargarán, entre otras tareas, de identificar a cada elector y de comprobar su inscripción en el censo y, tras el cierre del colegio electoral a las ocho de la tarde, contarán los votos y entregarán en el juzgado toda la documentación.

En estas elecciones habrá 2.593 mesas: 413 en Álava repartidas en 101 locales electorales; 1.343 mesas en 338 locales en Bizkaia y 837 mesas en 281 colegios en Gipuzkoa.

En los comicios autonómicos de hace cuatro años hubo 2.778 mesas, lo que supone que el 25 de septiembre habrá 185 mesas menos y en consecuencia cerca de 2.000 personas menos deberán ser miembros de mesa.



1 Comentario

Dejar respuesta