6 motoristas han muerto en carreteras vascas este año
foto ajena a la información

Un total de 14 motoristas han muerto en Euskadi como consecuencia de accidentes cuando conducían sus vehículos, 7 de ellos en Bizkaia y otros 7 en Gipuzkoa, frente a los 17 que fallecieron por las mismas causas en pasado año en las carreteras vascas.

Las 17 víctimas de 2021 supusieron el 40 % de los muertos en accidentes del tráfico de ese periodo. Este número se situó a la cabeza de las estadísticas de los últimos años, con 9 motoristas muertos en 2020, año marcado por la restricciones de la pandemia, 16 en 2019, 14 en 2018, 8 en 2017, 12 en 2016 y 8 en 2015.

Según informa el Departamento de Seguridad, los conductores de moto son el colectivo que más fallecidos registra en siniestros de circulación.

Para prevenir esta realidad la Academia Vasca de Policía y Emergencias de Arkaute acoge las jornadas de formación teórico-prácticas gratuitas para 100 motoristas de alta cilindrada, a los que ha asistido este fin de semana la directora de Tráfico del Gobierno Vasco, Sonia Díaz de Corcuera.

La formación gratuita cuenta con un circuito con todas las medidas de seguridad en el que se han impartido clases teórico-prácticas de perfeccionamiento con técnicas de control y dominio del vehículo, tipos de frenada y posicionamiento en tráfico urbano e interurbano.

También se han repasado las novedades en equipos de seguridad pasiva, como las prendas con «airbag» incorporado para reducir lesiones.

Estos cursos obedecen al compromiso del Gobierno Vasco, recogido en el Plan Estratégico de Seguridad Vial y Movilidad Segura y Sostenible 2025, de establecer programas de formación, prevención y sensibilización para evitar accidentes en los colectivos vulnerables (motoristas, ciclistas, vehículos de movilidad personal, viandantes, personas con diversidad funcional o niños y niñas).

Hasta el momento se ha formado a 350 motoristas, desde la puesta en marcha de esta iniciativa.

Además, se desarrollan diferentes programas de sensibilización, como los decálogos con consejos para una conducción segura en moto y la estrategia «Ponte en mis ruedas», en la que se enmarcan los cursos de conducción para motoristas de gran cilindrada.

Actualmente, las motocicletas representan el 11% del total de vehículos del parque móvil de Euskadi, según datos de 2021. Por territorios, Bizkaia es el que más motocicletas tiene registradas (el 45 % del total), seguido de Gipuzkoa (43 %) y Álava (12 %).

BALANCE VERANO

Once personas han fallecido en julio y agosto en las carreteras vascas, cinco más que el año pasado, de los que cuatro eran motoristas, tres viandantes atropellados y los otros cuatro conductores de vehículos de cuatro ruedas.

Se confirma así la tendencia de que la mayoría de víctimas mortales no van en coche o camión. Así, en lo que va de año, de enero a agosto, ha habido 38 víctimas mortales, de los que 14 eran motoristas, 12 atropellados y 1 ciclista. El resto, 11, iban en vehículos de cuatro ruedas (coche o camión)

Los datos los ha ofrecido la directora de Tráfico, Sonia Díaz de Corcuera, al hacer balance del verano en las carreteras vascas.

Los once han sido fallecidos locales, no del tráfico internacional de paso.

Ante las muertes que afectan a estos colectivos vulnerables, la directora de Tráfico ha explicado que van a seguir con los esfuerzos por la sensibilización de los motoristas para prevenir accidentes, y dándoles cursos de formación en la academia de Arkaute.

Además, ha pedido comportamientos responsables a los motoristas, un colectivo con el que están «muy en contacto. Nos dicen que sienten una libertad en la moto que les hace correr más. Es necesario que tengan una percepción del riesgo más real», y que tomen precauciones: «no se puede ir en verano en manga corta, sin protecciones».

El otro problema del tráfico de este verano han sido las retenciones, concentradas en los puntos habituales: la frontera en Irún, la incorporación a la N-1 en Vitoria y el peaje de Zarautz, aunque, según la directora de Tráfico, ha habido «muchísimas menos retenciones que otros años».

En el principal punto de conflicto, la frontera con Francia, la retención máxima de este año ha sido de 12 kilómetros, cuando hace años llegaba a 18 kilómetros.

Díaz de Corcuera ha repasado las razones por las que se colapsa Irún: primero, «ha habido momentos en los que todo el mundo salía al mismo tiempo», luego, «el peaje de Biriatou tiene 10 cabinas, hay controles en territorio francés, de inmigración, antiterroristas, que nosotros no controlamos y ralentizan el paso», y un fuerte tráfico de camiones pesados.

Para paliar esta situación, ya hace años Tráfico mantuvo reuniones con la autopista del sur de Francia y la Gendarmería, de las que salió un procedimiento de trabajo que se aplica ahora: «cuando en Euskadi se observan dos kilómetros de retención, nos ponemos en contacto con Hendaia y se abren las cabinas, y el trafico empieza a pasar, pero traga lo que traga».

En el peaje francés, ha recordado, el Gobierno vasco no tiene capacidad de decisión: «el máximo que puede abrir son nueve cabinas, y las abren. El peaje de Biriatou es francés», ha insistido ante las sugerencias de que se podrían abrir más cabinas.

Sobre la idea de que Bidegi levantara las barreras en Zarauz, la directora de Tráfico ha opinado que «Bidegi decidirá, pero el tráfico se nos iba a parar más adelante, en el peaje de Biriatou».

Del resto de zonas, en general ha habido más tráfico, en torno al 6 por ciento, aunque ha bajado en sentido Cantabria.

Ha habido más fallecidos aunque ha descendido un 10 por ciento el número de accidentes respecto al 2021: han sido 1085, 422 en Bizkaia, 413 en Gipuzkoa y 250 en Álava. EFE



1 Comentario

  1. Rafagas al cielo a todos los compañeros caidos.
    Y lo mismo a los que seguimos con esta aficición. Mucha cabeza y siemre alerta ,y recordar que el gas va en los dos sentidos…..

Dejar respuesta