La empresa de Vitoria compra 2 fábricas de aviones

Los sindicatos ELA, LAB y USO reclaman la «readmisión inmediata» de los 82 trabajadores despedidos en la planta que Aernnova tiene en Berantevilla (Álava) al considerar que esta empresa ha utilizado la pandemia como excusa para rescindir empleos y crearlos en otros lugares, como Portugal, donde son más baratos.

Estas tres centrales sindicales han anunciado que hoy se cumple un año desde que se hicieron efectivos los despidos y que ya entonces denunciaron que la crisis a la que aludía Aernnova era «totalmente coyuntural».

Recuerdan en un comunicado que la empresa aeronáutica dijo entonces que habría «una desocupación durante todo el 2021 y todo el 2022 para la plantilla» de la planta alavesa, algo que no ha ocurrido, según estos sindicatos, que aseguran que «desde verano del 2021, está habiendo una ocupación plena».

Añaden que ya en el primer semestre de 2021 se empezó a contratar personal en Miñano y que el sector aeronáutico está saliendo de la crisis, sobre todo el dedicado a fabricar aviones de pasillo único, principal producción de la planta de Berantevilla.

«No habían pasado seis meses desde los despidos y Aernnova pujó junto al Gobierno Vasco para hacerse con ITP». Además, hace tres semanas la compañía compró dos plantas de aeroestructuras de Embraer en Portugal, lo que demuestra según estas centrales su solvencia y que no era cierto que el sector aeronáutico estuviese muy mal, como decían.

Recuerdan que denunciaron que Aernnova «quería utilizar la crisis del covid para destruir empleo, para deslocalizarlo y crearlo en más precario, y así está ocurriendo con las contrataciones que se están dando en Miñano, muchas de ellas por ETT».

Denuncian que en toda España se destruyeron más de 500 puestos de trabajo, de ellos 82 en Berantevilla (55 de los cuales fueron despidos forzosos) y, sin embargo, las plantas compradas a Embraer en Évora (Portugal), con peores condiciones de trabajo, suman precisamente 500 empleos.

También ponen de manifiesto que en 2015, Aernnova decidió despedir a 150 personas en la planta alavesa para crearlos en Castilla-La Mancha y las instituciones, con el Gobierno Vasco a la cabeza, «le hicieron desistir», mientras que ahora «consienten, permiten e incluso aplauden» los despidos.

«Tenemos claro que esto no se puede consentir y que las instituciones no pueden hacer como que no pasa nada. Aunque quieran obviar que Aernnova se creó con dinero público» (…) no se puede seguir dando apoyo económico «sin pedir compromiso y contraprestaciones», añaden.

Por ello, exigen la readmisión inmediata de los despedidos en Aernnova Aeroestructura Álava y con este fin se concentrarán hoy en la plaza de la Virgen Blanca de Vitoria al cumplirse un año de estos despidos. EFE



Dejar respuesta