Mientras se cargan árboles por toda la ciudad, buscan el favor de los ciudadanos con el proyecto del nuevo parque de Olárizu impulsado por el Gabinete Urtaran. Y limpiar su conciencia.

La contradicción del Ayuntamiento.

Ya avanza la ejecución algunos de los primeros trabajos en este pulmón verde de Vitoria-Gasteiz. Y es que en los últimos días han arrancado tanto las obras para la instalación del centro de atención al público como la creación del graderío vegetal en el que se podrá disfrutar de actuaciones culturales al aire libre.

Preparación del Centro de recepción de visitantes

En cuanto a ese centro de atención, la zona en la que se colocará ya se ha vallado y la previsión es que las excavaciones arranquen la próxima semana. Los trabajos contarán con una inversión de 373.084,27 euros y consistirán en el desmontaje, traslado y reconstrucción de la oficina de información que actualmente se encuentra sin uso en la calle José Mardones y albergó el centro de movilidad eléctrica del EVE.

“Esta oficina servirá de puerta de entrada, bienvenida y punto de información para los y las visitantes al Jardín Botánico. Se convertirá, de la misma forma, en centro de gestión de las actividades lúdicas del futuro parque, en punto de alquiler de bicicletas y contendrá una pequeña zona expositiva”, ha explicado la concejala de Movilidad y Espacio Público, Amaia Barredo.

Preparación del Centro de recepción de visitantes

La instalación del centro de bienvenida al parque de Olarizu contempla, además, una serie de cambios en la urbanización de la zona donde se va a ubicar. Se ampliará la acera del final de la avenida de Olarizu que rodea el fondo de saco creando una pequeña plaza que dé servicio al edificio y permita otros futuros usos. Se  unificarán los espacios para que el acceso se realice de forma cómoda desde el paseo y la acera. También se modificará la iluminación del entorno, eliminando las farolas actuales y sustituyéndolas por báculos con proyectores.

El extremo sur del espacio que albergará el centro de bienvenida se rematará con un muro que servirá a su vez de banco y de base para unas letras escultóricas que anuncien la entrada al Jardín Botánico de Olárizu. Tanto el muro como las letras se ejecutarán en acero que se oxidará controladamente hasta conseguir el tono deseado y se protegerá mediante barniz.

El futuro centro de bienvenida albergará el servicio de información y apoyo al Jardín Botánico de Olárizu y a las distintas actividades lúdicas complementarias que se tienen previstas en el futuro. Igualmente, funcionará como punto de alquiler de bicicletas. Contará con una superficie próxima a los 200 metros cuadrados y dos accesos peatonales.

Uno de los futuros atractivos del parque será el graderío vegetal impulsado por el Centro de Estudios Ambientales. Las obras para realizar esta infraestructura natural ya han comenzado también y contarán con una inversión de más de 70.000 euros. En estos momentos, se están realizando movimientos de tierra en la parcela situada al oeste de la Casa de la Dehesa. Después se colocarán bancos y escaleras y se realizará una siembra que permitirá dar a la grada escalonada su aspecto definitivo. En este espacio la ciudadanía podrá disfrutar de actuaciones al aire libre en un entorno privilegiado. “Vamos a convertir a Olarizu, que ya es una de las grandes joyas del Anillo Verde, en el gran botánico de Euskadi”, ha asegurado la presidenta del CEA, Ana Oregi.

Desmontaje del Centro de Movilidad del EVE


Compartir

1 Comentario

  1. Que pongan papeleras. Que se dejen de chorradas fantasiosas y pongan unas tristes pero que muy necesarias papeleras

Dejar respuesta