restricciones euskadi

El Gobierno Vasco trabaja con la hipótesis de que a primeros de octubre la evolución de la pandemia permita «dar un salto cualitativo» en el «aligeramiento de las medidas restrictivas» y avanzar hacia la «consolidación de una actividad social normalizada».

El coordinador de la Comisión Técnica del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI), Jonan Fernández, ha hecho esta reflexión en su intervención en la Comisión de Salud del Parlamento Vasco, en la que ha dado a conocer que en las últimas horas se han diagnosticado en Euskadi 138 nuevos contagios.

La positividad se ha situado en el 1,9 % y la tasa de incidencia acumulada de 109,2 contagios en 14 días por cada 100.000 habitantes, el valor más bajo desde el 28 de junio. Ha bajado también la presión hospitalaria y el número reproductivo básico, que indica a cuántas personas puede contagiar un infectado.

Con estos datos se confirma la tendencia a la baja de todos los indicadores de la covid, lo que lleva al Gobierno Vasco a mantener la hipótesis de que si la pandemia sigue retrocediendo a primeros del mes próximo se podría dar «un nuevo paso en la recuperación de un funcionamiento social menos condicionado por medidas limitativas», que ha definido como «un salto cualitativo en el aligeramiento de las medidas restrictivas».

En este sentido, ha agregado que si la combinación de las medidas preventivas actuales adoptadas la pasada semana por el LABI con el mantenimiento de las «reglas básicas de prevención» funciona sería «factible» transitar en las próximas semanas de la actual fase de transición a una etapa de «consolidación de una actividad social normalizada».

Fernández no ha querido precisar cuáles son con exactitud las aperturas que se están analizando, pero sí que ha adelantado que las medidas que puedan adoptarse «en clave de flexibilización» afectarán a horarios y aforos de actividades hosteleras, culturales y comerciales y a la «estructuración» de estas actividades.

«La idea es avanzar hacia la máxima normalidad posible, no del 100 %, pero sí algo que se le aproxime bastante. La perspectiva es tender hacia la normalización y ese va a ser el cambio. No tocaremos la normalidad absoluta, pero si siguen así los datos iremos dando pasos hacia la normalización de la sociedad», ha hecho hincapié.

No obstante, ha precisado que la comisión técnica del consejo asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi -órgano que coordina- trabaja con distintas posibilidades, por lo que contempla también que puedan reproducirse «escenarios negativos».

Por ello, ha advertido de que no deben olvidarse los factores de «incertidumbre» entre los que ha citado la «imprevisibilidad» del virus debido a su capacidad de mutación, el déficit de vacunación en distintas áreas del planeta y las «interrogantes» en torno a la duración de la inmunidad adquirida.

Fernández ha subrayado que es importante que la incidencia acumulada continúe a la baja para que se consoliden los datos positivos, aunque ha reconocido que es posible que esta bajada se desacelere en los próximos días y semanas.

Ha considerado que Euskadi ha superado «adecuadamente» desde el punto de vista de los servicios públicos la «prueba extraordinaria» que ha supuesto hacer frente al coronavirus y ha opinado que con esta base será necesario hacer «un análisis en profundidad» de los «puntos débiles» y de las «fortalezas» que se hayan detectado durante este año y medio.

Las instituciones vascas seguirán analizando día a día la evolución de los datos. Para ello mañana se celebra una nueva reunión de la comisión técnica que asesora al LABI. EFE

 



3 Comentarios

  1. Es que no debería haber ninguna restricción, con el 90% de los «vacunables» ya vacunados, el que no se quiera vacunar, que no se vacune, es su problema, a los demás que nos dejen en paz, con las mascarillas y la distancia social, que la tengan ellos y que se pongan la mascarilla ellos, a los vacunados que nos dejen tranquilos.
    Si no les importa palmar, es su problema, las vacunas están ahí para el que quiera.

  2. Hola [email protected]: que alguien no quiera vacunarse, no es solo su problema, es el de todos. Sí, a los demás que nos dejen en paz, pero a poder ser vivos. Si no les importa palmar, sí es su problema, pero si con ellos nos llevan a nosotros, también es el nuestro. Las vacunas no están ahí para quien las quiera, están para protegerse quien se vacuna y para proteger de paso a los demás. ¿Lo entiendes? Fácil, ¿no?

    • La vacuna no inmuniza, y no lo dicen los mal llamados negacionistas solamente, no protege, y genera muchos efectos secundarios, así que este tipo de comentarios son muy sesgados…..Pero no pasa nada, en octubre esto se acaba, pero dentro del cuerpo seguiréis teniendo eso que llamáis vacuna y no aporta beneficio alguno, está claro que eso tiene que enfadar mucho, y de ahí se entiende el trato vejatorio a los no vacunados….

Dejar respuesta