Una patrulla de la Policía Local se personó, la pasada medianoche, en este centro municipal tras recibir un aviso que alertaba de los problemas con uno de los usuarios.

Una vez en el lugar, se entrevistaron con la responsable del centro, quien explicó que en una de las salas había un joven, de 22 años, que había intentado agredir a otro con un cutter de plástico de 4 centímetros de hoja.

El agresor había sido dado de alta ese mismo día de la unidad de Psiquiatría del Hospital Santiago; se encontraba bastante alterado y había intentado tirarse de una de las ventanas, sin conseguirlo, gracias a la intervención de los sanitarios que se habían desplazado al centro a petición de su responsable.

Posteriormente, subió a la habitación que le había sido asignada e intentó agredir con el cutter a otro usuario, motivo por el que fue finalmente detenido.

 


Compartir

Dejar respuesta