record calor alava

El primer mes de 2022 fue el cuarto enero más frío de este siglo, tuvo muchos más días de heladas y de sol de lo habitual, y registró una cantidad de lluvia cercana al promedio de la época aunque concentrada en unas pocas jornadas.

Según la Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, en enero la temperatura media fue 0,3 grados inferior al promedio normal. Los valores medios oscilaron entre los 7,5 y los 10 grados en el litoral y rondaron los 4 en la Llanada Alavesa, debido principalmente a las bajas temperaturas nocturnas.

FRIO

De hecho, el número de días con heladas fue «casi el doble» de lo normal. En total, se contabilizaron más de 20 días con heladas en amplias zonas del interior, especialmente en Álava, y dos jornadas con heladas débiles bastante generalizadas en la costa.

A pesar de ello el mes arrancó con varios días con «temperaturas extraordinariamente altas, con valores más propios del mes de junio que de la estación invernal», lo que incluso llevó a batir los récords absolutos de temperaturas máximas y mínimas más altas en las comarcas litorales.

En concreto los valores más elevados en la costa se registraron el día 1 con una temperatura máxima de 25,8 grados en la estación de Oleta (Amoroto) y una mínima de 18,2 grados en Almike (Bermeo).

SOL

En enero el promedio de sol fue «muy superior a lo habitual en esta época del año». Así en el litoral las horas de sol fueron un 50 % más de la media (152 horas en Bilbao y 148 en San Sebastián), un 108 % más en Rioja Alavesa (193 horas) y un 128 % más en la Llanada Alavesa (189 en Vitoria).

En cuanto a las precipitaciones, las cantidades fueron las normales para enero, aunque hubo «evidentes diferencias» por zonas, de manera que el mes fue muy seco en el eje del Ebro, seco en el litoral y húmedo en algunas zonas del interior de Bizkaia y Gipuzkoa.

Los días de lluvia estuvieron «muy por debajo de lo normal» (9 en San Sebastián, 8 en Bilbao y 7 en Vitoria) pero en apenas tres jornadas se recogió prácticamente todo el acumulado del mes.

En cuanto a los episodios de meteorología adversa, el Gobierno Vasco activó un total de 31 avisos amarillos: 18 fueron por heladas, 5 por impacto en costa, 4 por altura de ola para la navegación, 1 por viento en zonas expuestas, 1 por nieve y 2 por precipitaciones persistentes los días 9 y 10 de enero, que provocaron inundaciones en varios ríos. EFE



1 Comentario

Dejar respuesta