EFE).- El PSOE no ganaría en ninguna comunidad el 26J, ni siquiera en Andalucía y Extremadura, donde venció el 20D, según el CIS, que indica que el presidente del Congreso, Patxi López, perdería su escaño por Bizkaia y que Unidos Podemos quedaría primero en Cataluña (con la marca En Comú Podemo) y en Euskadi.

Según los datos del barómetro preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) difundido hoy, en el País Vasco, los socialistas podrían tener su peor resultado histórico y lograr sólo un escaño por Gipuzkoa, el ex del alcalde Odón Elorza, y se quedarían fuera Patxi López (cabeza de lista por Bizkaia) y Javier Lasarte (Álava).

Además, Unidos Podemos ganaría las elecciones generales en Euskadi con 7 escaños, 2 más que en diciembre, el PNV bajaría a 5 (1 menos), EH Bildu lograría uno más hasta sumar 3 y el PP mantendría sus 2.

Los socialistas también se quedaría sin representación parlamentaria por primera vez desde su fundación Coalición Canaria, que hasta llegó a tener grupo propio en el Congreso en legislaturas pasadas.

El CIS pronostica variaciones en la mayor parte de los territorios respecto al 20 de diciembre y concluye que sólo se repetirían los mismos resultados que entonces en Asturias, Cantabria y La Rioja.

Un diputado cedería el PP en favor de Ciudadanos por la Comunidad de Madrid y la lista que encabeza Mariano Rajoy pasaría de 13 a 12, mientras que la de Albert Rivera se engordaría de 7 a 8.

La candidatura de Pablo Iglesias, en la que ahora se aglutinan Podemos e IU, obtendrían los mismos diez que sumaron ambas fuerzas el 20D y la lista del PSOE, con Pedro Sánchez de número uno, repetiría seis.

No depara el CIS buenas expectativas al PSOE en su feudo por excelencia, Andalucía, donde perdería dos escaños respecto a diciembre y empataría a 20 diputados con el PP.

Aunque en realidad el CIS pronostica que los socialistas se dejarían tres escaños (Almería, Sevilla y Jaén), también dice que arrebataría uno en Málaga a Ciudadanos.

Unidos Podemos obtendría 13 diputados (tres más que en diciembre) y Ciudadanos 8 (los mismos que el 20D).

Tampoco conseguiría el PSOE revalidar su victoria en Extremadura y en esta ocasión empataría a cuatro escaños con el PP. Ciudadanos arrebataría un diputado a los socialistas en Badajoz y sería su único representante por esta comunidad, en la que tampoco logra mejores resultados UP, también con uno.

En Castilla y León, el PSOE podría quedarse sin representación por Soria y quizás en Ávila, y Ciudadanos, que logró 3 escaños en las pasadas elecciones por esta comunidad, se quedaría con un único representante por Valladolid o, a lo sumo, dos (está en juego uno por Salamanca que podría ir a UP).

Así, el PP volvería a ganar las elecciones con entre 16 y 17 escaños (tuvo 17 el 20D, pero puede perder uno por Ávila en favor de Podemos), en tanto que el PSOE quedaría como segunda fuerza con 7 u 8, seguido muy cerca por Unidos Podemos, que quedaría entre los 6 y 5, frente a los 3 de los anteriores comicios.

UP aumentará asimismo de tres a cinco sus diputados por las dos provincias canarias y empataría en escaños con el PP, que repetiría representación, mientras que el PSOE retrocedería a tres parlamentarios y CC se quedaría fuera.

En Galicia se darían los mismos datos que en diciembre salvo en la provincia de Pontevedra, donde el PSOE cedería un escaño a En Marea.

Lo mismo sucedería en Baleares, donde el PP amarraría sus tres representantes y C’s el único que obtuvo hace casi seis meses, pero los socialistas pasarían de dos a uno en favor de Units Podem Més, que tendría 3.

En Murcia, Unidos Podemos le arrebataría un escaño a Ciudadanos de los dos que obtuvo en diciembre en unas elecciones que ganaría el PP con sus mismos 5 diputados, seguido del PSOE, con dos, los mismos que el partido de Iglesias.

También ganaría el PP en Aragón con 4 diputados -dos menos que en la anterior legislatura- y empataría con Unidos Podemos o PSOE en función de si se produce «sorpasso» o no del primero al segundo, según lo que ocurra con un diputado en Teruel. A Ciudadanos el CIS le da dos representantes en esta comunidad.

Y el PP podría mantener e incluso mejorar sus resultados en la Comunidad Valenciana, con entre 11 y 12 diputados, los mismos o uno más que en diciembre, ya que, aunque ganaría el representante nuevo que tiene la provincia de Valencia por el aumento de su población, podría perder uno en Castellón en favor de Compromís-Podemos-EU.

Esta coalición mantendría los nueve diputados del 20D; en tercer lugar se situarían los socialistas, que repetirían sus siete escaños, y en cuarto lugar Ciudadanos, que repetiría con cinco parlamentarios.


Compartir

Dejar respuesta