Cruz Roja ha vuelto a poner en marcha frente a los brotes medidas de emergencia propias de los primeros meses de la pandemia, como la apertura de recursos residenciales para personas positivas o en cuarentena y en Euskadi prepara instalaciones para hacer pruebas PCR y reparte comida a personas confinadas.

En las localidades de Tolosa, Zarautz, Vitoria, Valdegovía o Bilbao, Cruz Roja está llevando a cabo distintas acciones como el reparto de comida a domicilio a personas que deben permanecer aisladas en sus domicilios o el montaje de dispositivos para la realización de pruebas PCR a la población.

Según explica la organización humanitaria, que cuenta con la movilización de más de 56.500 personas voluntarias, además del apoyo de entidades públicas y privadas, esas son algunas de las medidas que está desarrollando en las zonas afectadas por los brotes, como Lleida, Zaragoza o Albacete.

En una de las zonas más afectadas, Lleida, Cruz Roja ha puesto en marcha un dispositivo de alojamiento de emergencia para personas sin hogar y familias en exclusión residencial con sintomatología por la enfermedad, con una capacidad de 80 personas, que son atendidas por un equipo de 25 personas.

Similar respuesta la ofrece, por ejemplo, la Cruz Roja de Albacete, que trabaja en dos recursos de alojamiento de emergencia, uno en el Instituto Ferial y otro en el IES Tomás Navarro Tomas, principalmente para personas que han dado positivo y que viven en asentamientos.

En otra ciudad afectada por rebrotes, Zaragoza, Cruz Roja se encargará de la gestión de las instalaciones del espacio Multiusos habilitado por el ayuntamiento para alojar a pacientes asintomáticos o con síntomas leves.

Además de estas medidas de acción humanitaria de emergencia, Cruz Roja también ha puesto en marcha distintas iniciativas de sensibilización sobre las medidas de prevención fundamentalmente dirigidas a público joven, como la campaña #NoTeDesfases, lanzada junto a la Dirección General de Protección Civil.

Cruz Roja ha atendido en el programa Responde frente a la COVID-19 a 2.400.000 personas desde el mes de marzo y tiene previsto extenderlo hasta el mes de diciembre

Muchas de las demandas que atiende Cruz Roja es la solicitud de ayuda para cubrir necesidades básicas, por lo que la Organización está incrementando su respuesta a través de medidas como el pago de suministros, alquileres o hipotecas, advierte la organización. EFE


Compartir

Dejar respuesta