ducha

Unaa de las normas de gestión de la pandemia es la imposibilidad de utilizar duchas de las instalaciones deportivas en Vitoria.

Y claro, hay ciudadanos que reclaman al Ayuntamiento que los precios no pueden ser los mismos que si se usa la totalidad de los servicios.

«Algo que no comprendo. ¿Como puede ser que si haces reservas de instalaciones municipales deportivas, el precio del alquiler sea el mismo, sin tener derecho a ducha? No tiene ningún sentido.

El agua tiene un precio, calentarla tiene un precio y mantener esas instalaciones tiene un precio. Me gustaría que se ajustara el importe a lo que realmente es, o al menos que nos den una explicación que pueda convencer a alguien, cosa que no veo fácil», asegura un vitoriano en el Buzón Municipal.

Por supuesto para el Ayuntamiento todo sigue igual a la hora de cobrar: «El concepto de reserva engloba muchos más servicios que el específico de duchas y vestuarios. Es decir, el precio que se paga por reserva abarca, además de la posibilidad de uso de duchas y vestuarios, el consumo de electricidad, calefacción, limpieza, atención a la persona usuaria, etc».


Compartir

Dejar respuesta