eta dispersión zulo

EFE).- La Audiencia Nacional ha reabierto a instancias de la Fundación Villacisneros la causa por el asesinato del que fuera jefe de la Ertzaintza, el coronel Carlos Díaz Arcocha, que falleció el 7 de marzo de 1985 al estallar una bomba colocada bajo su coche en Vitoria cuando se disponía a ir a su trabajo.

Según ha informado en un comunicado la Fundación Villacisneros el titular del juzgado central de instrucción número uno de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha ordenado la reapertura de la investigación del sumario 18/1985 por este asesinato cometido hace 35 años.

El magistrado adoptó esta decisión el pasado 18 de febrero tras la personación como acusación particular en la causa de la hija del fallecido en el atentado, Teresa Díaz Bada, el pasado septiembre.

Una vez reabierta la investigación, se practicarán nuevas diligencias para determinar la responsabilidad criminal de los miembros del comando «Xira», así como de los ex dirigentes etarras José Javier Arzicuren Ruiz, Kantauri, y Soledad Iparraguirre, Anboto.

«Conseguir, 35 años después del asesinato del jefe de la Ertzaintza, que la Audiencia Nacional reabra el sumario provoca sentimientos encontrados. Por una parte satisfacción porque pueda hacerse justicia finalmente y por otra decepción ante el abandono institucional que sufren las víctimas del terrorismo», se congratula en el comunicado el presidente de la Fundación, Iñigo Gómez-Pineda.

En su opinión, «precisamente ahora es más necesario que nunca recordar lo que han supuesto para los españoles cincuenta años de terror. La construcción de un relato mentiroso resulta tentadora para muchos y debemos evitar que la ausencia de responsabilidades penales contribuya a reforzar la tesis que interesa al nacionalismo, esa que dice que matar estuvo mal pero estuvo justificado por la existencia de un conflicto»

Su satisfacción por la reapertura de esta causa dice estar «empañada en parte por la decepción que supone saber que el 40 % de los crímenes de ETA siguen sin esclarecerse y el tiempo político y social actual no camina en la dirección de contribuir a que sean resueltos».

La Fundación Villacisneros, según explica el comunicado, lleva años facilitando ayuda legal a las víctimas del terrorismo para intentar que aquellos sumarios en los que todavía no existe autor conocido sean reabiertos. Con el del de Díaz Arcocha son ya siete los casos en los que se ha facilitado su personación como acusación particular. EFE


Compartir

Dejar respuesta