aprueban poder modificar nombres de calles franquistas en Vitoria

El alcalde Gorka Urtaran ha anunciado hoy que el Ayuntamiento ya ha activado el programa para retirar placas franquistas de las 149 viviendas que aún conservan en Vitoria-Gasteiz esta  simbología en sus fachadas.

La semana que viene el Ayuntamiento enviará a las comunidades afectadas la carta en la que ofrece retirar las placas de forma gratuita, con cargo al presupuesto municipal,  a aquellas que lo soliciten y lo hará a través de un programa de empleo.

En enero del 2017, el Ayuntamiento de VitoriaGasteiz aprobó la Moción sobre la Memoria Histórica en la que se decidió intervenir en la simbología franquista de la ciudad, tal y como se recomienda en el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica del 26 de diciembre de 2007.

El “Catálogo de símbolos y monumentos públicos existentes en Euskadi que supongan una exaltación de la guerra civil y de la dictadura” que elaboró el Gobierno Vasco en el 2011, recoge el censo de las viviendas que contienen placas con simbología franquista.

En aquel censo se cifraban en 300 las viviendas, si bien el Ayuntamiento ha realizado un trabajo de comprobación y documentación vivienda a vivienda a través de un contrato de inserción laboral y se ha constatado que de esos 300 portales, 168 ya las habían retirado por su cuenta, 3 direcciones ya no existen y se han localizado 20 comunidades que no estaban en el catálogo inicial. Según el registro que dispone ahora el Ayuntamiento son 149 los portales que aún conservan aquella simbología y a esas comunidades se va a dirigir concretamente. No obstante, el servicio de Convivencia también atenderá aquellas posibles peticiones de comunidades de vecinos que no figuren  en ese inventario y deseen retirar la placa de su fachada.

Una vez informadas las comunidades, deberán decidir en junta de vecinos si retirar la placa o no. Si realizan la petición, el Ayuntamiento ya está en disposición de enviar a personal del plan de empleo para dar respuesta a la demanda de la comunidad.

Las comunidades interesadas pueden ponerse en contacto con el Servicio de Convivencia a través del correo electrónico bizikidetza@vitoria-gasteiz.org o del teléfono 945161209.

Este programa de retirada de placas franquistas es una de las acciones que va a acometer el Ayuntamiento en 2018 para la recuperación de la Memoria histórica, “con el fin de hacer justicia con las victimas del franquismo en Vitoria-Gasteiz, garantizar su memoria, restañar su dignidad y hacer justicia”, ha destacado el alcalde Gorka Urtaran .

Plan de Memoria histórica

Entre las acciones recogidas en decreto de Alcaldía se proponen cuatro nuevos espacios para la memoria, se instaura el 31 de marzo como Día de reconocimiento de todas y todos los vitorianos víctimas de la represión franquista, se levantará una escultura en homenaje de todas ellas, se colocará una placa en memoria de dos civiles fallecidos en un accidente aéreo en la plaza Nueva y se elaborará un censo oficial de víctimas del franquismo, entre otras muchas iniciativas.

Además, se colocará una placa en la catedral de María Inmaculada en la que se explicará el escudo franquista que está en su interior, contextualizando el momento histórico y la permanencia de esta simbología. Igualmente, el Ayuntamiento instalará otra placa en la Subdelegación del Gobierno de España contextualizando el escudo franquista en este tipo de arquitectura pública.

También está prevista la colocación de una placa en la Cruz del monte Olarizu, señalizando y contextualizando el monumento para que se conozca su verdadero significado y su posterior utilización política por parte de la dictadura.

Las iniciativas planificadas para su desarrollo en 2018 continuarán con acciones de sensibilización para la población joven, así como el diseño de la ruta de la memoria para visitar los espacios más significativos de la represión vivida durante ese periodo en nuestra ciudad.

El decreto también recoge que a lo largo de este año se revocará la entrega de la medalla de plata de la ciudad a Faustino Ortiz de Zárate Beitia por considerar que fue una concesión claramente exaltadora de la dictadura. De mismo modo, se revocará  la distinción de hijo predilecto de la ciudad a Luis Orgaz, militar que participó activamente en la sublevación militar que dio lugar al alzamiento militar, junto con el general Franco.

Además de todas estas medidas, el Ayuntamiento deja la puerta abierta a llevar a cabo otras actuaciones en materia de Memoria histórica si se produjeran nuevas evidencias o cambios normativos que las justifiquen.

El decreto de Alcaldía tiene su origen en el acuerdo plenario adoptado en enero de 2017 con los votos a favor de los grupos políticos EH Bildu, EAJ-PNV, PSE-EE, Podemos e Irabazi y la abstención del PP, tras las conclusiones elaboradas por el grupo de trabajo creado al efecto.


Compartir

Dejar respuesta